Jessica Alba, mujer de carne y hueso

jessica_alba_g

 

De actriz a una de las 100 empresarias más creativas y con talento.

Por Vanessa Díez.

Se considera una mujer independiente que ha conseguido triunfar. Con cinco años, Jessica Alba era toda una “feminista” y no dudaba en enfrentarse a sus padres, un matrimonio católico y tradicional con el que aún difiere en muchos puntos de vista. “Siempre ha sido raro porque crecí en una familia católica muy tradicional”. “Mis padres eran muy estrictos pero rompí con todo aquello a una edad muy temprana”, afirma Jessica. “Con cinco años era feminista. Ahora tengo un pensamiento mucho más liberal pero igualmente respeto sus creencias”, admite.

Triunfar en Hollywood es algo para lo que Jessica Alba ha tenido que trabajar duro, rebelándose ante su entorno y luchando por su sueño. Se ha convertido en una mujer deseada, aunque ella no se ve a sí misma como una “sex symbol”. “No lo entiendo. Todas las actrices que hay ahí fuera son más guapas que yo. Nunca me ha gustado lucir mi cuerpo, y lo cierto es que solía tener ataques de ansiedad antes de cada sesión de fotos”. Apareció en la sección Hot 100 de la revista Maxim, fue votada la mujer más sexy del mundo por FHM en 2007 además de ser elegida como la número uno en la lista de AskMen.com de las 99 Mujeres Más Deseadas en 2006.

Antes de acabar el año lo último que se supo de ella es que se olvidó de cambiarse las chanclas desechables después de hacerse la pedicura. Se fue a comprar al supermercado con las chanclas puestas sin darse cuenta. Es la forma de que todas nos demos cuenta de que son humanas, personas de carne y hueso, con inseguridades, con ojeras por la mañana si han dormido mal o con mal despertar antes de un café cargado.

Aunque los desajustes de su cuerpo tras la maternidad le han pasado factura y ni el ejercicio ni la dieta han dado resultado, al final ha tenido que recurrir a la liposucción. Madre de dos hijas afirmó sobre la maternidad en una entrevista que “tener un hijo es algo realmente increíble. Mis pechos están caídos y mis caderas se han ensanchado, pero estoy encantada”.  La vida le ha dado un giro completo, así que para seguir el ritmo de Hollywood se ve obligada a ser víctima del quirófano, la mujer no puede perder el tiempo ante la competencia, aunque caiga en el peligro de convertirse en adicta, aunque teniendo dinero para ello esta sociedad no te crucificará hasta que sea un caso tan extremo que deba ocupar espacio en la prensa.

Y con las vacaciones festivas nos llega la imagen de ella en bikini, de ahí sus últimas liposucciones, si no hubiera estado acorde al canon estético en vez de un titular que dijera “Jessica Alba exhibe figura” la hubieran atacado, aunque el sobrepeso fuera fruto de dos maternidades, sobrepeso al fin. Hubiera sucedido seguro, pues hay antecedentes. Ya le sucedió a Melissa Joan Hart, la que fuera Sabrina “la bruja adolescente”, cuando no podía perder unos cuantos kilos tras el embarazo.

¿Y nos quejamos de que estas mujeres se obsesionen? Si al mínimo error se les echa a los cocodrilos por no seguir el canon estético enfermizo vigente, es una historia que se retroalimenta constantemente. Aunque no merezca la pena que algo así sea noticia, muchas mujeres se quedarán más tranquilas al saber que además de problemas de peso tras la maternidad, también se equivoca.

Este año la revista ‘’ la consideró una de las 100 empresarias más creativas y con talento del mundo por ‘The Honest Company’, su empresa de productos para bebés que no dañan la salud y sin componentes químicos. En 2013 estrena la secuelas de Sin City, Sin City: La Mujer por la que Mataría, y de , Kills.

 

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline