Arte: Laura Knight, pintora impresionista.

laura7

Laura Knight seguía intentando algo diferente en el mundo del arte.

Por Vanessa Díez.

Mi interior sigue diciendo aún hoy en día: seguir, seguir intentando algo diferente. Su Autorretrato con (1913) es el primer cuadro de una mujer que enseña a la pintora con una modelo desnuda. Siempre intentó innovar ya fuera con los temas o las técnicas. El precio estimado de los cuadros de Laura Knight, pintora impresionista inglesa, que fue considerada discípula de Picasso está entre 112.524,16 y 168.786,24 €. Famosa por captar el mundo del teatro de Londres, el ballet y el circo, fue miembro de la Newlyn Escuela de arte y fue la primera mujer artista que fue nombrada Dama del Imperio Británico. Era de familia pobre. En la adolescencia se quedó huérfana y tuvo que empezar a ganar el dinero necesario para mantenerse. Entró en la escuela de arte de Nottingham a los 13 años, se dice que fue la alumna más joven. Consiguió medallas de plata y bronce por sus retratos con tan sólo 16 años. Las colonias de artistas – Staides, Yorkshire y Newlyn, Cornualles- fueron sus hogares antes de establecerse en Londres con su marido, el pintor Harold Knight en 1918. Tuvo una vida rodeada de pintores, escritores y músicos.

En 1927, fue la segunda mujer en ser asociada de la Real Academia y consiguió ser académica real de pleno derecho en 1936. Angelica Kauffmann y Mary Moser fueron miembros fundadores de la Academia Británica en 1786, eran hijas de extranjeros y participaban activamente en el grupo de pintores responsables que la fundó, ambas pintoras con reputación en su época por su trabajo, pero no aparecieron en el retrato de grupo de los fundadores, no tenían sitio junto a los fundadores masculinos, no entraban en el estudio de los desnudos que eran la base del entrenamiento artístico. Después de aquello las mujeres serían excluidas de la academia hasta que en 1922 Annie Louise Swynnerton se convirtió en miembro asociado.

Tras la I Guerra Mundial empezó a retratar el mundo del espectáculo, en especial el circo, el teatro y el ballet. Pintaba como Degas escenas de los camerinos de las bailarinas e incluso entre bastidores. Al fracturarse la muñeca en 1922 cambió de técnica, eligiendo el grabado. Sus primeras obras de escenas domésticas, retratos y chicas en la playa la descubren en la luminosidad de sus óleos como una pintora clave del inglés.  Aunque son más famosas estas pinturas, por las que será recordada, también se centró en temas sociales, bebió de los sucesos de su tiempo con cuadros como el de Ruby Loftus, el trabajo de las mujeres en una fábrica de armas de 1943 centró su atención, retrata a la mujer durante la guerra. Cuadro que me recuerda aquellos anuncios publicitarios que con figuras femeninas llamaban a filas, ahora la mujer deja de ser modelo, mera encantadora de serpientes, para convertirse en parte de la acción, ya que con los hombres en el frente fue la mujer la que se encargó de que todo siguiera adelante, siendo después relegada a sus tareas de madre y esposa. También investigó el mundo de las carreras de caballos y los gitanos. Knight se convirtió en un artista oficial de Guerra en 1942 y recibió el encargo de pintar los juicios de Nuremberg en 1945.

 

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline