Two, regreso de My Yellowstone

yellowstone_g

My Yellowstone, haciendo camino con Two

Por Sandro Maciá

Mein Gott! Han vuelto. Sí, y a pesar de las otoñales fechas, no me refiero a ese primer fascículo que te inspira para montar –trescientas entregas después- esa maqueta a escala del Titanic. Ni a aquella colección de platitos de porcelana que, puntualmente, suele llegar cada jueves al kiosco, pieza a pieza, para que pasemos el otoño atestando nuestras vitrinas de brillante glamour –nótese la ironía-… Nada parecido.

Los que ahora vuelven, además de distar mucho de venir envueltos en plástico y pegados a un cartón con instrucciones de montaje, no son otros que My Yellowstone, un dúo que nace, crece y se reproduce al ritmo Dani Kussa (voz y harmónica) y FJ Curra (guitarra acústica y eléctrica) y que, procedente de la sureña Sevilla, presenta estos días su segundo disco: Two.

De título breve, concreto y directo, pudiera parecer que Two no es más que el segundo tramo de aquella senda que han ido adoquinando desde que su primer trabajo (Here&Now, 2013), un Lp que conocimos en su día a través del espléndido single Dog in a Circus, casi a modo de debut, les hiciera saborear el éxito de saberse poseedores de los más altos puestos de las listas musicales de 2013. Sin embargo, nada se aleja más de la realidad.

Dejando al margen su folk acústico, el nuevo Lp de My Yellowstone supone una bifurcación en su citado camino, un giro, una curva bien tomada hacia nuevos derroteros que, ahora, discurren entre sonidos más introspectivos y atmosféricos, entre acordes que nos van empujando hasta cruzarnos con unas letras que conforman poemas urbanos y sucios, demostrando equilibrio y gusto por los arreglos hasta el punto de denotar, en algunos temas, esa influencia de grandes como Bob Dylan, Ryan Adams o Nick Cave

Doce son los cortes que vertebran Two. Doce son las canciones que nos guían en este recorrido por lo emotivo y gradualmente explosivo –sirva Strings como ejemplo-, por lo americanamente estructurado –ojo a Bad Story y sus guitarras- y por lo delicado –no olvidemos Brushtrokes-, hasta llegar a una meta festiva y rockera -brutal comienzo al canto de un impetuoso “one, two, three, four” en Dance-.

¿Sugerente trayecto? Pues aún lo es más si contemplamos la valentía de Kussa y Curra, ya que este último estreno vuelve a estar producido por ellos mismos, quienes han sabido enrolar a un equipo que cuenta con Rubén Hernández –artífice de las mezclas desde el Sibiyibi Studio (Tenerife)-, Lemy River –encargado de la masterización en Hole Studio (Barcelona) y Sr. Cobo, diseñador de la sugerente escena que ilustra la portada del disco.

¡Qué nadie detenga su andar! Vuelve My Yellowstone.

 

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline