Hasta siempre Javier Krahe

krahe_g

Adiós al maestro de la fina ironía.

Por Eduardo Boix

Hay personas que forman parte de tu vida. Músicos o cantautores que te hacen reír, revolverte por dentro, que en ocasiones te hacen llorar o son claves en ciertos momentos malos o mejores. Hay artistas sin saberlo, te acompañan en tus primeras relaciones sexuales, en las fiestas con tus amigos, en el día a día, en el trabajo o en los momentos que no hacer absolutamente nada y te dedicas a contar los dibujos de la escayola del techo.  No nos damos cuenta de la importancia de estas gentes hasta que se van, hasta que nos dejan sin avisar.

La muerte de Javier Krahe fue un mazazo. Nadie lo esperaba y algunos pensamos que podría tratarse de una de sus bromas. Pero como siempre ocurre, este tipo de ocurrencias no tienen gracia alguna, por lo que descartamos que se tratase de una chanza. , un rumor, no todo va a ser o la tormenta, son claros ejemplos de auténticos himnos que forman parte de la educación sentimental de varias generaciones. Sus canciones forman y formarán siempre parte importante de mi vida, su fina ironía, su crítica ante los que oprimen, ese mundo socarrón que siempre me hacia reír a mandíbula abierta. Krahe será siempre el maestro que no le importó ser fiel a sus ideas y que dejó claro en su Cuervo ingenuo que clase de persona era Felipe González o que fue vilipendiado por su irreverencia anteponiéndose a los católicos más reaccionarios.

Le echaremos de menos al ínclito, al de los dedos vertiginosos. Echaremos de menos poder ir a uno de sus conciertos y compartir cantos y risas con él. Nunca llegaremos a saber donde se habrá metido esa mujer, ni donde acabó la mujer que se casó con el vendedor de pararrayos Me siento huérfano, como si  se hubiese muerto un segundo padre que tanto me enseñó de la vida en sus canciones. Krahe podría ser el maestro de maestros de los cantautores españoles. Todos han envidiado más que el dinero que pudo ganar, su forma de vida. Porque si de algo pudo presumir Krahe es de haber vivido al máximo. Ha muerto el último de los grandes trovadores, ha muerto Javier Krahe. Ha muerto uno de los nuestros. Que la tierra te sea leve maestro.

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline