AGO debuta con su single Sounds of the Old Days

Descubriendo a

Por Sandro Maciá

Sacamos las chaquetas y, de repente, suben los termómetros. Divagamos sobre que el verano aún puede estirarse y, ¡zas!, nos encontramos volviendo al cole, al curro o a donde buenamente uno pueda. Nos centramos en la idea de que el otoño llegará cargado de esas flamantes y prometidas canciones que ha anunciado nuestro artista favorito y, justo en ese momento de espera, descubrimos que nacen nuevas voces ante las que nuestros tímpanos no saben estarse quietos…

¿Qué narices nos pasa? ¡Pues que todo cambia, todo llega y todo se va! Y menos mal que es así, ya que sólo gracias a este inmenso y constante devenir de los días y las épocas podemos tener la suerte de encontrar emergentes propuestas musicales, como la de AGO. Propuestas que llegan con un buen hit bajo el brazo y que, nacidas en este sinfín de contrariedades mundanas, nos sorprenden con temas como Sounds of the Old Days –con video y todo-, avance del disco que el citado artista presentará en breve y que llevará por nombre “Ocean, seas, us”.

De aire sencillo pero de melodía pegadiza y con la guitarra como protagonista, este single debut de Álvaro González –rostro visible que se esconde tras las siglas de AGO- evoca recuerdos, pero no tristeza. Es decir, entre bonitos versos y una delicada estructura –no sin sus partes de buen ritmo y alegría, que van creciendo sonoramente hasta explotar en divertidas estrofas-, Sounds of the Old Days,  lejos de estancarse en la añoranza, toma los recuerdos como fuente de inspiración, traduciéndolos  musicalmente como experiencias bonitas y vividas desde el positivismo, dejando de ser entendidos como un lastre que nos encadena a la contundencia del pasado difícil de olvidar.

Reflexiones, búsqueda de la consecución de lo deseado, filosofía de vida propia… Todo esto y más es lo que encontraremos en el trabajo de AGO, pues de este coctel de personales detalles es de donde nace cada una de las canciones que completan el tracklist de un disco que, a partir de lo escuchado su adelanto, promete dar color a los venideros meses grises, dejando siempre muy presente que, según el propio artista, “hay que vivir, disfrutar, e intentar buscar la mejor manera de hacer lo que uno quiere”.

Buena declaración de intenciones, ¿no? Y no sólo en contenido, sino también en forma, pues el propio artista ha sido el productor de cada corte, grabando él mismo todos los instrumentos, salvo los MIDI y algunos arreglos adicionales que han corrido a cuenta de Pablo Estrella, en cuyo estudio ha tenido lugar todo el proceso de mezcla y masterización del disco.

Bienvenidos sean los nuevos talentos.

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline