Giovanni Episcopo de Gabriele D’Annunzio

¿Víctima o verdugo?

Por Ana Olivares

Gabriele D’Annunzio se consagró a finales del siglo XIX como uno de los máximos representantes del decadentismo literario europeo.
Sus estudios en la Facultad de Letras le abrieron las puertas de los salones aristocráticos de Roma.
Amante de la filosofía de Nietzeche, sus obras están marcadas por la exploración de la psicología humana y por autores rusos de la talla de Dovtoyevski.

Nos encontramos pues ante un clásico. Una pequeña joya literaria inédita hasta ahora en español. Se trata de una novela breve, un relato dramático en el que el infortunio caminan de la mano de nuestro protagonista: Giovanni . Un humilde empleado de archivo de carácter tranquilo que se hospeda en una pequeña pensión y que goza de una vida simple y ordenada. Hasta que una noche cualquiera, tras salir a dar una vuelta con sus “colegas” el destino lo une irremediablemente a Giulio Wanzer, un vividor sin escrúpulos que lo utiliza, como a todos, para sacar un beneficio.
De repente, su pasividad moral o su incapacidad de reacción lo empujan a seguir a Wanzer hasta otra pensión donde conocerá a Ginevra, una joven de la que se enamorará ciegamente. Por otro lado, Wazner desaparece de la ciudad, y éste aprovechará el momento para formar una familia. Aunque al principio piensa que ha conseguido lo que quería, pronto se da cuenta de que ni si quiera su mujer lo respeta. Lo único que daba sentido a su vida era Ciro, su ángel de luz, el que iluminaba la inmensa oscuridad en la que vivía inmerso…pero éste ya no está.
No olvidemos que se trata de la confesión de Episcopo, una canción desesperada marcada por la tragedia que ha significado su existencia.

La atmosfera de angustia vital que respira nuestro protagonista, que divaga y medita ante un interlocutor ficticio nos atrapa desde la primera página. Este mensaje directo, cargado de dudas y sufrimiento nos muestra la psiquis humana de un hombre que permanece impasible a las vicisitudes del destino. Se trata de un antihéroe atrapado por su propio miedo, que finalmente actúa movido por la desesperación, confesando su crimen.

Os animo a descubrir esta pequeña joya literaria, donde la tensión narrativa y la angustia vital de Giovanni Episcopo se respiran en un ambiente mundano en el que la realidad viene determinada por la fatalidad.
Incluso el director italiano Alberto Lattuada supo reconocer su valía cuando decidió llevarla al cine en 1947 bajo el título de “El delito de Giovanni Episcopo”.

 

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline