Algo parecido al verdadero amor de Cristina Petit

La dentro de la

Por Luz Granero

¿Por qué es tan saludable la ? “La es el único instrumento que tiene el cerebro para progresar –considera Emili Teixidor–, nos da el alimento que hace vivir al cerebro”. Ejercitar la mente mediante la favorece la concentración. Como dice el ex ministro Ángel Gabilondo, catedrático de Filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid: “ El acto de leer forma parte del acto del vivir”. “Al enriquecer el vocabulario y mejorar la sintaxis y la gramática; aprendemos a hablar adecuadamente”. “Hay que leer con intensidad, despacio, con cuidado, viviendo la vida de las palabras”.  La “crea, recrea y transforma. Una buena selección de es como una buena selección de alimentos: nutre”. También, afirma el neurólogo Stanislas Dehaene, catedrático de Psicología Cognitiva Experimental del Collège de France: “la capacidad lectora modifica el cerebro”. Es así: hay más materia gris en la cabeza de una persona lectora y más neuronas en los cerebros que leen.  El neurocientifico Alexandre Castro-Caldas y su equipo de la Universidad Católica Portuguesa lo demostraron en uno de sus estudios, junto a otro curioso dato: comparando los cerebros de personas analfabetas con los de lectores, se verificó que los analfabetos oyen peor.  El poder de la mente es tan fuerte que recrea lo imaginado, activando las mismas áreas cerebrales que se accionarían si se ejecutara la acción en la realidad. Lo demuestra un estudio de la Universidad de Washington a cargo de la psicóloga Nicole K. Speer.  Leer despierta los sentidos. Leer es la cura de la soledad porque se puede convertir en tu mejor amigo. Te enriquece internamente,  aumenta la creatividad. Te invita a conocer lugares maravillosos del Planeta que no conocías, así como dejar volar tu imaginación, que no tiene límite,  creando a tu antojo todo cuanto lees.  Y por supuesto, los   pueden llegar a transformar vidas.

Algo parecido al verdadero amor de Cristina Petit, te transporta al gran París, donde sus personajes pueden crear en tu corazón  un halo de ternura. Una novela reflexiva, donde los personajes son más importantes que la acción, donde la historia está dentro de la propia historia, un juego metaliterario. Clémentine vive en París, en un espléndido apartamento con vistas a la ciudad y a sus tejados. Es una chica joven, alegre y afortunada, con un trabajo que adora: leer libros a chicos con dificultades, ayudándoles a que superen sus miedos a través de la terapia de las palabras. Albert Séraphin es un joven escritor quien, después de haberse cruzado con Clémentine por la calle, y quedarse deslumbrado por ella, convierte a Clémentine en la protagonista de su novela. Esta ama los libros por encima de todo. Al leer, los personajes van tomando vida propia en su cabeza, se adueñan de ella para transmitirle sus emociones y así se sienta identificada. Es como una unión especial, que se crea nada más leer. Esa conexión con el libro hace que todo su alrededor cambie, y, con ello, su felicidad aumente. Su pasión por la literatura la transmitirá en su profesión de pedagoga a los niños, con la terapia de cuentos. De esta manera, los niños con algunas dificultades, al leerles, lo que hará será expandir su imaginación y su amor por la literatura, que conseguirá  aumentar su creatividad, formando niños felices. Esta forma de entender su pasión hará que despierte unos valores en los lectores. Al publicar esta novela, titulada Fábula en París, esta se convierte rápidamente en un best seller; el público se enamora locamente de una novela que está escrita desde el corazón. Clémentine también lee la novela, y al pasar la última página tiene una extraña sensación; intuye que esta historia tiene algo de premonitorio. Hay algo que transmite el libro que parece pertenecerle solo a ella. Clémentine descubrirá que el mejor regalo que un libro puede ofrecer es su capacidad para unir a las personas y que estos a veces son el salvoconducto para poder llegar a algo parecido al verdadero amor.

Cristina Petit, hace de Clementine su alter ego. Petit nos muestra en esta novela como no solo existe un único amor. El amor carnal, es tan solo una forma de amar, mucha gente se apasiona de plantas, objetos o libros, como ella misma muestra en el libro. Algo parecido al verdadero amor de Cristina Petit, es un canto a la pasión por las letras, un homenaje a los letraheridos, una bella historia de amor a la literatura.

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline