Cuando sale la reclusa de Fred Vargas

Una venganza aletargada.

Por Ana Olivares

“Tengo a como una de las mejores novelistas del momento, en cualquier género y categoría. Sus misterios están llenos de inventiva, de observación, de ironía, de personajes memorables y de fantasía truculenta” Fernando Savater.

Que este gran filósofo español afirme esto nos genera bastantes expectativas respecto a la . Pero cuando terminas de leerla y comprendes que las ha superado y con creces, sabes que tienes entre tus manos una de las mejores novelas policíacas del panorama internacional.

Además, aunque se trata de una serie protagonizada por tan carismático comisario, os aseguro que no importa no haber leído ningún volumen anterior ya que la trama se centra en el misterio del caso y en el proceso de resolución de este, con rigurosas investigaciones in situ y de despacho; interrogatorios, personajes principales y sospechosos con personalidades únicas que nos sumergen en un ambiente sórdido y a la vez familiar por el que se mueve esta brigada.

“Cuando sale la reclusa” dice mucho hasta en el título. Al principio piensas que te va a hablar de una mujer  “encarcelada o presa” que sale de su reclutamiento, y pronto descubres que se trata de una especie de araña venenosa común en Europa con escaso o nulo índice de mortalidad, ¿o no?

El misterio está asegurado. Suceden una serie de asesinatos donde el veneno del arácnido ha actuado de forma inusual. El morbo comienza a anidar en nuestra mente y la emoción llega con la puesta en escena de Jean-Baptiste Adamberg, comisario de policía de la brigada criminal del distrito 13 de Paris. Él mismo necesita aclarar algunas cosas antes de cerrar el caso por lo que inicia una investigación en solitario a la que poco a poco se sumarán sus compañeros de brigada.

Dentro de la investigación existen pequeñas subtramas que enfatizan o congelan las relaciones personales entre los personajes dotándoles de leyendas personales y propias que los hacen mucho más reales y más atrayentes para los lectores.

Vargas no deja ningún detalle suelto. Ha tejido una trama como la red de una araña, ingeniosa, nos ofrece distintas visiones de un grupo de hombres y mujeres que se dejan la piel en su trabajo pero que albergan temores y dudas como cualquier ser humano creando así un ambiente prefecto para ofrecernos mayor realismo a una ficción cuidada con inteligencia.

Tratamos citas de autores célebres por boca de detectives letrados o encontramos referencias mitológicas e históricas de forma fidedigna gracias a que Fred Vargas es una medievalista reconocida. De hecho estudió Historia y Arqueología. Trabajó en el Centro Nacional de Investigación Científica y después en el Instituto Pasteur y por su puesto destaca en su faceta como escritora.

Una mujer renacentista, ilustrada, con una capacidad única para elaborar personajes y tramas cautivadoras con las que ha ganado multitud de premios. Entre ellos el gran Premio de Novela Negra del Festival de Cognac (1999), el Internacional Dagger tres veces consecutivas o el Giallo Grinzane (2006).

Desde esta saga protagonizada por el comisario Adamsberg “Huye rápido, vete lejos”, ha escrito ocho novelas que ahora en 2018 continúan con “La salida de la reclusa”.

Personalmente me ha gustado tanto la forma de escribir de Vargas que no veo el momento de informarme más acerca de sus personajes y de sumergirme de nuevo entre sus páginas.

Sin duda, una novela muy recomendable para los amantes del género.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline