Como educar adolescentes con valores de Deanna Mason

Técnicas de paternidad proactiva para el desarrollo de nuestros hijos

Por Maria Elena Ayala

Al igual que un bebé debe caerse miles de veces para poder andar, los deben probar miles de actitudes, razonamientos y formas de pensar para llegar a ser lo que quieren ser en la vida. Para los adultos es un tiempo en el que se necesita muchas dosis de amor y paciencia.

La adolescencia es un proceso de multitud de cambios a todos los niveles y en muchos casos los adultos se pueden sentir confusos, culpables y desorientados, … En definitiva todo esto sucede para que el adolescente se encuentre así mismo y decida que quiere ser. Importante en esta etapa es tener una actitud abierta y reflexiva y fomentar relaciones con adultos del entorno del menor que puedan ayudar en su desarrollo de manera positiva como pueden ser los abuelos, maestros, monitores …

La autora del libro nos explica como utilizando técnicas de paternidad proactiva podemos obtener resultados positivos en el desarrollo de nuestros hijos. Estas técnicas están enfocadas a la prevención de problemas de conducta, nos ayudan a identificar la etapa del desarrollo en la que se encuentra nuestro hijo y así identificar que tipo de comportamiento es normal respecto a la edad y que comportamiento es ya considerado no saludable. Tenemos que tener presente que el desarrollo de cada niño es dinámico e individual. Igualmente es necesario no comparar con otros niños o hermanos para que el niño se sienta aceptado por la familia. Por lo tanto tenemos que aprender a identificar cual es la singularidad del adolescente o cual sería ya una dificultad conductual. Cada niño es un ser individual y único que sigue su propio camino.

La función de los padres es controlar y acompañar al adolescentes en las diferentes etapas del desarrollo. Tenemos por lo tanto que saber que se encontrarán con obstáculos y con consecuencias naturales derivadas de sus acciones. Por lo cual la paternidad proactiva nos ayuda a:

  • poner disciplina y límites, esto les proporciona a los adolescentes la libertad para explorar y experimentar, los límites pueden ser de tres clases: límites no negociables, límites ligeramente flexibles y límites flexibles.
  • poner técnicas parentales flexibles basadas en la honestidad, respeto y auto control. Aquí se deben dejar claras las normas familiares, limitar conductas dañinas, elogiar conductas positivas.
  • a que los padres sientan confianza y control, ya que saben que van en la dirección correcta.
  • conocer el momento evolutivo y cronológico en el que se encuentra nuestro hijo.
  • saber cuando un niño actúa de manera inmadura a propósito y cuando un niño está en proceso de madurez.

Deanna Mason es doctora y especialista en enfermería pediátrica, cuenta con una amplia experiencia trabajando en adolescentes con su método de Paternidad proactiva. Formada en EE.UU. Participa como oradora principal y ponente en conferencias internacionales. Tiene su propio gabinete privado donde presta consulta a adolescentes de todas las edades. Publica artículos en Hacer familia, Ser Padres y Crece feliz.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline