El fabricante de muñecas de R.M. Romero

Auschwitz-Birkenau era el lugar donde morían los sueños

Por Ana Olivares

Desde la publicación del “Diario de Ana Frank” hemos asistido a un sinfín de escritos acerca del a manos de los nazis –como La lista de Schindler o el Niño del pijama a rayas-. Y con el paso del tiempo éstos han ido transformándose en multitud de visiones distintas acerca del horror acontecido durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuándo la realidad es demasiado dura cómo para aceptarla sólo nos queda la imaginación. En este sentido, nos ofrece una imagen mágica en la que se alternan capítulos que narran el pasado de Karolina en el País de las Muñecas con la situación del mundo real en 1939 en Polonia.

Cyryl Brezezick, El fabricante de muñecas es un solitario artesano de origen germano-polaco afincado en Cracovia que rescata una muñeca rota. La llama Karolina y al colocarle un corazón de cristal ésta cobra vida ante él. Resulta que él mejor que nadie comprende la soledad de ella, ambos son supervivientes de una guerra y en ello surge enseguida una bonita amistad. La misma que surge con la familia judía Trzmiel cuando Jozef y su hija Rena descubren el secreto de la muñeca. Los cuatro descubren que pese a las diferencias de origen comparten el amor por la música y por las artes en general.

Entonces estalla la Segunda Guerra Mundial: Hitler invade Polonia. Gran Bretaña y Francia le declaran la guerra a Alemania. La Unión Soviética también invade Polonia y divide en dos el país.

Karolina compara a los soldados nazis con brujos, como las ratas que invadieron su país y que ahora corrompen éste con sus malvados planes. Comprende que en ambos mundos reina el dolor, pero también la magia, por lo que infunde coraje y alberga la esperanza de que el Fabricante de Muñecas desarrolle su magia para cambiar la situación –o no-.

Aquí es donde Cyryl decide seguir sus propias convicciones y ayudar a sus amigos en contra de lo que nadie pueda pensar de él. Logra usar su magia para alimentar una nueva vida, para reparar el daño y se obra un pequeño milagro. Mientras finge ser amigo de un teniente de las SS que esconde sus verdaderas intenciones para con él…Y contrariamente a lo que pensemos, las consecuencias para esta entrañable pareja son brutales.

Un cuento entrañable capaz de maquillar una realidad histórica tan atroz sin perder veracidad y sin caer tan sólo en el drama. Es un canto a la amistad y a la valentía de espíritu sin renunciar a la denuncia de las vejaciones que sufrieron millones de personas con el ascenso de Hitler. Primero el gueto de Cracovia, después los campos de concentración para finalmente acabar asesinados en cámaras de gas. De ellos sólo quedaban montañas de ropa y zapatos afinados junto a objetos personales y montones de juguetes abandonados…

Todo ello narrado desde los ojos de una muñeca rota de madera que sirve de testigo eterno de un infierno que algunos humanos crearon en vida mientras otros trataron de hacer lo posible por evitarlo. Pequeños gestos heroicos dentro del caos destructivo que genera la guerra. Una muy bonita: alentadora y desgarradora a parte iguales.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline