La marca del inquisidor de Marcello Simoni

“Jaque mate”.

Por Ana Olivares

En esta ocasión os presentamos un ambientado en la Roma del siglo XVII.
nos regala una novela impecable demostrando una vez más porqué está considerado uno de los mejores escritores del momento. Comparado por la crítica como el “Dan Brown italiano”, su estilo cabalga entre éste y el mismísimo Umberto Eco en el “Nombre de la Rosa”. Pero va mucho más allá de una mera comparación por su forma inconfundible de crear historias. Simoni ha trabajado como arqueólogo y bibliotecario, algo que ha sabido reflejar en su faceta como escritor gracias a un gran conocimiento de la Historia, a tramas bien asentadas y a personajes con un cierto trasfondo oscuro que cautivará a cualquier lector que se precie.
Simoni nos ofrece una voz propia a través de su personaje principal: Girolamo Svampa, inquisidor de la Santa Sede. Un fraile con un pasado doloroso que tiene que resolver un nuevo caso antes de concentrarse de lleno en su propia venganza personal, algo que nos dará mucho juego. Aparentemente es un hombre de paz pero pronto descubriremos que en aquella época los eclesiásticos eran de todo menos eso.
Corre el año 1624. En la Roma Barroca del papa Urbano VIII, a pocos días del inicio del Jubileo, aparece el cadáver de un hombre en una prensa tipográfica. Nicola Ridolfi, uno de los altos cargos de la curia romana le otorga el título de commissarius a su protegido con el fin de resolver el crimen de uno de los consultores del Índice. Lo que Girolamo Svampa no esperaba encontrar es un manuscrito de magia en el estudio de un clérigo dominico que se dedicaba a analizar y valorar el contenido de cada libro sometido al control de la Iglesia para impedir la divulgación de textos heréticos, blasfemos o inmorales. Este hecho, unido a una serie de incongruencias en las pruebas y en los testimonios de varios testigos, obligará a Svampa a solicitar la ayuda de su fiel colaborador Cagnolo Alfieri, junto con el padre Francesco Capiferro, secretario del Índice, quien al principio parece reticente al modus operandi de este fraile-detective adelantado a su época.
Las intrigas del gremio de los ilustradores se enlazan con las conjuras dentro de la propia Iglesia. Asesinatos de frailes, secretos oscuros por los que merece la pena matar, abusos de poder e incluso una red clandestina de libertos que se dedica a imprimir libros prohibidos para repartirlos entre el pueblo pondrán en guardia a los altos eclesiásticos del Vaticano mientras fray Girolamo pone en marcha su propia investigación sin importarle nada ni nadie, él sólo persigue la Verdad. También la venganza por la muerte de su padre, pero este es un tema que queda en el aire, por lo que intuimos que tendremos la oportunidad de conocer más aspectos de este fabuloso personaje en un futuro.
La ambientación en pleno centro de Roma es magnífica. Visitaremos los lugares más emblemáticos de la ciudad realzando su valor histórico con conceptos propios de historia del arte, pero con descripciones concisas nada cansinas. Como el convento de Santa María sopra Minerva regentada por dominicos y ubicada en el Campo de Marte; o la Iglesia del Gésu, sede de la Compañía de Jesús; el Castel Sant ´Angelo (o mausoleo de Adriano) conectado con la Ciudad del Vaticano…Por otro lado, su rico vocabulario nos introducirá de lleno la jerga de la Iglesia otorgándole mayor carácter a la obra. Y pese a que la Santa Sede Cristiana goza de su poder sobre el Estado y la sociedad de la época, refleja de forma fidedigna una etapa convulsa de su historia en la que las distintas órdenes religiosas se disputaban el poder dentro del propio órgano que representaban. Básicamente cómo lo siguen haciendo hoy en día, pero por fortuna con menos relevancia política.
Sin embargo, el punto fuerte de la novela es el personaje principal, por su carácter y su propia lucha personal que esconde un tortuoso pasado. Él junto a los personajes más allegados y un argumento trepidante, se repartirán el protagonismo de la obra logrando el dinamismo necesario para conseguir un thriller histórico con tintes de novela policíaca que nos introduce de lleno en una sociedad dominada por el miedo a la autoridad en todas sus versiones.
Amantes de la novela negra: No querréis despegar los ojos de sus páginas… ¿A qué esperáis para descubrir ?

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline