La mirada de la ausencia de Ana Iturgaiz

El ahora es lo único que existe y demostrar aquello que sentimos es lo que importa

Por Vanessa Díez

La guerra se lleva a los seres queridos. Las bombas destruyen la calma. La gente corre a los refugios. Ya nada importa. Nada tiene sentido. Ni la moral ni el qué dirán. Todo pierde su grandeza. Se impone la vida. Resistir a la desgracia es el único camino.

Inés pierde su trabajo como planchadora en una casa adinerada. Las criadas deben aprender a mirar hacia otro lado y hacer como que no ven la vida libertina de sus señores. Hombres de doble moral, que llevan una vida intachable ante la familia, la mantienen y la acompañan a misa, después en las tabernas se da la otra vida, la de mujeres fáciles, la del alcohol y tan sólo un pedazo que aquello que poder llevar a casa, una mujer medio desnuda en una imagen.

Las mujeres fáciles no lo son tanto. El hambre y la supervivencia ganan terreno. Llega un momento en que lo que diga la palabra de Dios pierde su efecto si los niños lloran en casa porque no tienen ni un mendrugo de pan. Las mujeres de aquellas casas desoladas por no tener nada salen medio desnudas con el corazón encogido para traer algo de alimento a su regreso. Ellos creerán que lo hacen porque quieren o eso se dicen para echarse sobre ellas.

Inés no encuentra otro trabajo en casa acomodada. Se pregunta si podría quizá sacrificarse y llevar aquella vida de calle nocturna o dejarse fotografiar con poca ropa. Se acerca a una de aquellas calles y un borracho la trata como es la costumbre, tan sólo su aliento provoca su huida. Decide entonces ponerse en manos del fotógrafo. Sin saberlo cambiará su vida.

Javier Garay es un fotógrafo de estudio de día y un fotógrafo de chicas de noche. Después pasea por la tabernas poniendo la carne fresca retratada en papel entre las manos de los hombres ansiosos. Miradas provocativas, poses obscenas y poca tela. Sabe que su jefe y su novia, no lo aprobarían pero necesita salir adelante. La guerra provocará en Javier un antes y un después, pues será reportero de guerra. Nunca será el mismo.

Inés y Javier unirán sus pasos en la contienda. Inés se verá sola al ir perdiendo seres queridos y decidirá recorrer su propio camino. Javier retratará la guerra en primera línea y aquellos hombres antes y después de la batalla. Juntos saldrán adelante y se darán cuenta que no tenemos tiempo para esperar a vivir, que el ahora es lo único que existe y demostrar aquello que sentimos es lo que importa porque no sabemos si habrá un mañana posible.

nos retrata el Bilbao de 1874 con el enfrentamiento entre y durante la Tercera Guerra Carlista. Si sois amantes de la novela histórica no os defraudará. Una protagonista femenina que lucha hasta las últimas consecuencias por lo que quiere y por las personas que le importan. La contienda nos sirve para ver los primeros pasos del periodismo moderno, cuando todavía era impensable una imagen de un muerto en los medios. En aquel momento no era adecuado que un muerto de la guerra saliera en prensa.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline