La serpiente de Essex de Sarah Perry

“La viuda y el Vicario”

Por Ana Olivares

Esta semana os presentamos la novela ganadora del British Book Award 2016: de Sarah Perry. Nacida en 1979 en dicha ciudad se doctoró en Escritura Creativa por la Universidad de Londres y ha logrado un gran reconocimiento por sus dos únicas novelas escritas hasta la fecha; la que os describimos aquí y la primera en 2014: After me comes the food.

Comparada con las famosas obras de Bram Stoker, lo cierto es que a pesar de su rica y hermosa prosa esta no resulta tan intrincada como la de éste; se trata de una evolución de la novela victoriana. Está ambientada en pleno siglo XVIII, con unas detalladas descripciones que nos atrapan. Cada palabra escogida con ingenio engrana un argumento sorprendente y original en el que la razón y la fe quedan relegadas ante las leyendas populares y el folklore de Essex, donde finalmente se convirtieron en hechos o eso se recoge en unos diarios publicados en 1699. Por ellos su parte histórica nos ayuda a hacernos una idea de la sociedad del momento. También hallamos pinceladas de la típica novela epistolar con bellísimas cartas que nos ayudan a conectar aún más con la psicología de cada uno de sus logrados personajes. Además en ella encontraremos una hermosa historia de amor. Dos destinos opuestos que se encuentran de repente y que chocan ¿Será amor o amistad? ¿Pasión o redención? ¿O todo a la vez?

Es obvio que hablamos de los personajes principales: Cora Sabourne y William Ransome –La viuda y el vicario-, sin embargo no sólo nos interesarán ellos, ya que los otros personajes son igualmente interesantes, y sus historias se entrecruzan con las de ellos conformando todo un puzle.

Stella, Joanna, Martha, Luke, George…etc. cada uno de los personajes brilla con luz propia. Sus caracteres están muy logrados, profundizando en sus individualidades y haciéndose cada vez más humanos e interesantes.

Por otra parte, Cora nos cautivará. El misterioso y violento pasado que la envuelve activará nuestra curiosidad desde el principio. Una mujer acomodada y adelantada a su época que ha tenido que cargar con el peso de la violencia machista y que al fin se ve liberada y decidida a reencontrarse con su verdadera naturaleza. Ella también tiene mucho de la serpiente de Essex: salvaje, natural y curiosa, una criatura ávida e inteligente que disfruta estudiando y persiguiendo quimeras, aunque siempre buscando una base científica. Al igual que los de cada uno de los personajes; otra relación implícita que no podemos pasar por alto. Tanto sus colegas médicos, como el propio cura son personas de ciencia que pretenden demostrar la verdad que no se ve. Incluso Martha (amiga de Cora), con sus teorías socialistas basadas en Marx y muchos otros contemporáneos, piensa en un mundo mejor gracias al cultivo del intelecto –aparte de defender un sistema comunista-. Otra vez encontramos el debate implícito entre la razón y la fe. Una dualidad persistente en el ser humano.

Los mitos y leyendas siempre esconden una verdad que hay que interpretar. En el caso de la serpiente de Essex, dicho animal se ha sido atribuido una criatura mitológica, de la que podemos encontrar diversas reminiscencias en otros países. Por ejemplo, en la India, existe la creencia de una serpiente gigante de agua mitad mujer llamada Naga.

En la mitología nórdica tienen a Jörmundgander, una serpiente gigante de mar que cuando se inicie el Ragnarók (o fin del mundo) se agitará y llegará a la tierra provocando un gran maremoto…y así sucesivamente en muchas otras culturas.

Todo un acierto si su autora pretendía universalizar el tema.

Lo único que nos queda mencionar es su hermosa portada. Una novela acorde para estas fiestas por su ambientación invernal llena de misterios y secretos que acechan tras la sombra de una pregunta.

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline