Las hijas del agua de Sandra Barneda

Enfrentar la obligación para conseguir los

Por Gemma Juan Giner

Una de mujeres valientes, mujeres que quieren ser libres y tener los mismos derechos que
los hombres. Las hijas del Agua de Sandra Barneda es una auténtica obra maestra de la literatura
española.

Siempre he admirado a Sandra Barneda como periodista, pero debo decir que como escritora es mucho mejor. La historia está ambientada en y está protagonizada por Lucrezia Viviana, hija de un mercader, que se niega a casarse con quien le han adjudicado, Roberto Manin. No piensa casarse con un hombre al que detesta, por lo que hará todo lo posible por impedir la boda.

Pero lo que Lucrezia no sabe es que ella ha sido la elegida para mantener el legado de las hijas del agua, una hermandad secreta de mujeres que luchan por ser libres y tener voz en la sociedad. Cuando Arabella le habla a Lucrezia de esta sociedad secreta de mujeres, ésta se muestra indecisa e insegura, pero le gusta el nombre. Ella es una verdadera hija del agua porque desea ser libre. ¿Cómo habían hecho esas mujeres para rebelarse a su cruel destino y vivir como deseaban? Lucrezia necesitaba saber más, quiénes formaban la hermandad, hablar con cada una de ellas…

La historia refleja, página por página, cómo luchan estas mujeres y todo lo que tienen que aguantar. Unas se encuentran encerradas en conventos, otras con doble identidad y otras viviendo en una mentira. Lucrezia se encuentra sola, no tiene madre y su padre solo busca un interés económico, de ahí que la quiera casar con uno de los Manin, la familia más poderosa de Venecia. Pero lo que
Lucrezia no sabe es que realmente no está sola, cuenta con todo el apoyo de Filippo, un joven remero que está enamorado de ella desde el primer momento en que la vió y sobre todo, tiene a todas las hijas del agua, que moverán cielo y tierra para que Lucrezia no se case y tenga una vida libre fuera de Venecia. Todo esto traerá muertes, desengaños, falsas muertes… y un final apoteósico.

Según Sandra Barneda, algunos personajes de la novela existieron, otros no. Yo, de momento, ya estoy buscando en internet quiénes son los que lucharon en aguas de Venecia, pero realmente la pregunta que me hice al terminar la novela fue: ¿existió una sociedad secreta de mujeres? Y vosotras, ¿os uniríais a la hermandad para conseguir ser libres y luchar por vuestros derechos? Si todavía no habéis empezado a leer esta novela, tenéis que hacerlo, estoy segura que dentro de todas las mujeres hay mucho de Lucrezia, una mujer guerrera, valiente y libre, una hija del agua.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline