Seis años de invierno de Fernando Gari

 


Warum?: ¿por qué?

Por Ana Olivares.

Corre el año 1941. Barcelona está dominada por el esplendor fascista de la postguerra, y con ella la animadversión hacia los comunistas y la oportunidad de alistarse como voluntario en la División Azul para luchar contra los enemigos de Hitler cobra sentido para Miguel Arquer. Gracias a su pertenencia a la Falange ha conseguido enrolarse en este cuerpo con la intención de vengar la muerte de su padre, quien después de haber pasado tres años prisionero en una checa, fue asesinado. Él cree que le debe esta justa, sin embargo, pronto comprenderá que tan sólo es un joven ingenuo y valiente. Así comienzan seis años de invierno en las estepas rusas donde descubre el horror al que someten los alemanes a los judíos, siendo consciente de que la sólo acarrea muerte; y él no quiere ser partícipe de una matanza injustificada. Pero no será fácil sobrevivir durmiendo al lado de tus enemigos, ni tampoco esconder que te mueve una causa mayor que el simple hecho de seguir las órdenes de unos asesinos.

De forma paralela, su madre, Alicia Arquer, no pierde el tiempo y en ausencia de su hijo retoma la relación con un viejo amante Esteban Bonell. Enseguida adquiere el status que desea y además consigue tejer una red de influencias y contactos empleándose a fondo con sus artes de seducción. Incluso planea recuperar los bienes que el Estado les expropió, entre ellos la fábrica de motos de su difunto esposo, la que tanto adora Miguel y al que pertenece de forma ilegítima. Pero Jorge Bonell también la desea por encima de todo, la codicia y envidia desde que era pequeño por lo que se servirá de la estrecha relación que Alicia mantuvo con su padre para asegurarse de que acaba siendo suya… ¿Qué pasará cuando regrese Miguel?

Como bien indica el libro: Algunas batallas comienzan cuando termina la guerra.

Sí. Hablamos de una histórica pero esta sólo es un marco en el que representar la transmutación de nuestro personaje principal a través de su experiencia bélica. Al principio tuve muchos prejuicios porque éste se enrolaba en el bando fascista, creí que esto me condicionaría demasiado para interesarme en la trama pero pronto comprendí que debía darle tiempo a la para comprender que se trataba de una forma de recordar a la humanidad los genocidios humanos que oscurecieron la historia en la época de la Segunda Guerra Mundial.
El verdadero valor histórico de esta novela reside en la recreación de las condiciones a las que se enfrentaron esos jóvenes soldados en el frente nazi. La situación socio política que se vivió en Barcelona antes y después de la guerra donde imperaba el miedo y la represión del régimen franquista, junto a sus estigmas y prejuicios, que incluso a día de hoy todavía perduran. Sobre todo habla de cómo una persona puede cambiar sus convicciones de forma radical tras haber sufrido y ser testigo de dicha tragedia humana. Aunque debemos decir que este personaje no compartía los ideales fascistas por lo que resulta justificable este cambio de moral poco arraigada.
Lástima que necesitemos recordar nuestros errores más a menudo para intentar frenar los conflictos venideros.

Uno de los personajes que más me ha impresionado es el de Alicia Arquer, una arpía sin corazón con mucho estilo. A pesar de ser la mala de la historia es formidable: egoísta, manipuladora y conocedora de su poder podríamos calificarla entre la femme fatale y la viuda negra a partes iguales. Y aunque la mayoría querremos odiarla por no querer bien a su hijo, tiene tanto poderío que me encanta.

Seis años de invierno es una gran novela. De esas que comienzan con sensibles y detalladas descripciones para situarnos e introducirnos poco a poco en la acción y en tramas paralelas que junto a la estupenda caracterización de los personajes, nos ambientarán en una ficción histórica repleta de verdad.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline