UA101349465-1

 

 

Por Vanessa Díez.

Volver a empezar. Es lo que la generación de mis padres necesita oír, pasados los cincuenta sienten que el mercado laboral se ha aprovechado de ellos y los echa al cubo de la basura sin remedio. Como despojos de esta sociedad en la que todo va demasiado deprisa, las reestructuraciones de plantilla no son sólo números ni activos sino que afectan a seres humanos. Todo está patas arriba, queridos Hem no queda otra que reconvertirse. Renovar o morir.

Larry Crowne es un confiado trabajador, fiel a la empresa, que cada día cumple escrupulosamente con su cometido. Al recibir una llamada de gerencia cree que volverá a ser empleado del mes, pues lo ha sido unas ocho veces. En un momento, todo termina. Regresa a casa y su vida debe coger otro rumbo. La Universidad le da herramientas para hacer los cambios que le llegan y le ofrece un nuevo círculo social. Cambios que harán de él un hombre diferente.

Tom Hanks escribió el guión, produjo, dirigió y actuó en respuesta a las inexistentes propuestas laborales que hay en Hollywood pasados los cuarenta. Así ofrece un papel muy interesante a Julia Roberts que a sus 44 años no ha perdido frescura y cautiva como siempre. Nadie quiere riesgos, pero es la única forma de avanzar. Con esfuerzo habrá que pasar por taquilla como creador.

Irónicos críticos a parte, este tipo de temas son los que se necesitan actualmente, aunque no aporten obras de arte cinematográficas. La crisis está de fondo y en primer término se suceden historias. La gente debe recuperar sus vidas y coger un nuevo rumbo. Nunca es tarde.

Share This