UA101349465-1

 

Por Vanessa Díez.

Era como Lisa en los Simpson. Fue Carol Seaver en los Problemas Crecen. Aquella mítica serie de los noventa, mi adolescencia no sería lo mismo sin ella y sin Kirk Cameron. Era la hermana sabelotodo y a veces asfixiante, me sentía tan identificada, menos mal que el tiempo cura algunas cosas.

En la serie fue incluso novia de Brad Pitt o Matthew Perry (Friends), quien iba a decir las vueltas que da la vida, que acabaríamos recordando más a los novios que a la estrella adolescente del momento de aquella serie en la que salieron solo unos capítulos. Abandonó la serie por problemas con la anorexia, hizo pública su lucha y consiguió ganarla.Todo empezó en la adolescencia. Los comentarios que se hacían en la serie, por parte de sus hermanos en la ficción sobre su peso no la ayudaron. En 1992 ingresó en el hospital estando al borde de la muerte y en 2004 la detuvieron por ir bebida al volante. No han sido buenos tiempos.

Ha participado en unas 30 películas, entre ellas algunas secuelas de la serie que la hizo famosa. Ahora han cambiado sus prioridades, sus chicos son antes que Hollywood. “Esta era exactamente la vida que quería cuando era una niña“, afirma. Sus demonios se han ido a dormir, de momento la dejan descansar, al llegar los cuarenta se preguntó por aquello que le hacía feliz. Seguramente volveremos a disfrutar de ella aunque sea dentro de unos años, en cuanto sus chicos crezcan  y vayan abandonando el nido. Cada una debe elegir su camino.

Share This