UA101349465-1

Por Eduardo Boix.

El miedo es tal vez uno de los sentimientos más antiguos que ha podido sentir el ser humano y además cuando no lo siente intenta buscar esa forma de subir adrenalina. Todos alguna vez hemos ido al cine para ver alguna película de terror. Nos encanta pasarlo mal y si es en compañía mejor. Gritar en grupo es una forma de reafirmar nuestra adrenalina. Pero no solo buscamos el miedo en el cine, también lo podemos buscar en libros, programas de radio o en viajes.

99 lugares donde pasar miedo de Lorenzo Fernández Bueno, es una guía de viajes distinta que no dejará indiferente a nadie. Dividida por continentes nos habla de lugares conocidos, otros no tanto, donde el miedo puede ser el protagonista del viaje. El lector descubrirá qué llevó a un humilde pescador mexicano a cubrir su casa de horribles muñecas, con la creencia de que le protegerían de algo a lo que temía por encima de todo, o por qué el bosque japonés de Aokigahara se revela como un talismán demoníaco que atrae a cientos de suicidas cada año. Averiguará qué tipo de maldición llevó a la rica viuda Sarah Winchester a construir una mansión interminable, laberíntica y llena de rincones, o el motivo por el que quienes creen estar poseídos por el mal acuden desde tiempos remotos al santuario castellonense de la Balma. Estos y otros muchos lugares tomados por las sombras y por la leyenda componen una inquietante ruta por todo el mundo, al margen de lo que te ofrecen los itinerarios convencionales, que no te dejará indiferente.

99 lugares donde pasar miedo, nos ofrece la posibilidad de ser los propios protagonistas de una de las miles de películas de miedo que vemos en la gran o pequeña pantalla. Lugares tan míticos como el Stanley hotel de El Resplandor o el edificio Dakota de Nueva York, son claros ejemplos de lugares donde perderse. Toda ciudad o pequeña aldea tiene su historia de fantasmas o brujas. Todos los lugares tiene su propia historia, unas más conocidas, otras menos, aunque eso no quiere decir que sean menos importantes. Fernández Bueno nos muestra algunas de las más enigmáticas. Este volumen es una guía perfecta para perdernos en el miedo y hacer de él una de nuestros primeros destinos.

 

Share This