UA101349465-1

Por Vanessa Díez.

Como era de esperar se rindió tributo a las ausentes en los premios Brit, los galardones más importantes del pop británico, celebraron su ceremonia en el O2, al este de Londres. El presentador de la gala, el cómico James Corden, recordó con imágenes a Whitney Houston, fallecida recientemente y recordada también en los Grammy y a la británica Amy Winehouse que desapareció con tan sólo 27 años tras haber comenzado una prometedora carrera en la música.

Adele repitió. Volvió a ganar en los premios Brit. En esta ocasión tan sólo fueron dos no como en los Grammy que con sus seis distinciones no dio opciones al resto de oponentes. Se llevó a casa los premios a “mejor álbum” del año por su segundo trabajo, “21” y “mejor artista femenina”. No consiguió el premio a “mejor sencillo”, al que también optaba por su tema “Someone Like You”, se lo arrebató el grupo “One Direction” por “What Makes You Beautiful”. Vestido negro con transparencias, como en los Grammy apostó por la elegancia del negro para ir sobre seguro.

“Estoy tan, tan orgullosa de ser británica. Nada me llena tanto de orgullo que estar aquí esta noche en los Brit“, afirmó al recoger su premio a “mejor álbum”. Estaba muy emocionada, pues era su momento, después de haber sido la triunfadora en los Grammy era en casa donde le recompensaban por su trabajo. No le dejaron disfrutar de su momento, pues cuando empezó con su lista de agradecimientos el presentador la interrumpió. Y ella dijo, “¿Me vas a cortar? Ok entonces sólo diré adiós y los veo luego,” y entonces sacó su dedo corazón. Después Adele aclaró en una entrevista que aquel gesto no había sido ni para el público ni para los fans, sino para la organización del evento, pues la habían ofendido. “Siento mucho si ofendí a alguien, pero los trajeados me ofendieron a mí.” Sus fans en twitter no esperaron para defenderla, “No interrumpan a la mejor cantante de la noche.” Volvió a cantar “Rolling in the Deep”, consiguiendo que el público se levantase. Adele demostró tanto en EEUU como en Reino Unido que seguía siendo la de siempre.

Tras finalizar la gala, los organizadores pidieron disculpas a Adele mediante un comunicado. “Lamentamos lo ocurrido y enviamos nuestras más profundas disculpas a Adele, porque su gran momento se vio cortado debido a que el espectáculo se estaba alargando”, dice la nota. “No queremos que esto ensombrezca el increíble logro de conseguir nuestro galardón más importante (mejor álbum), que corona el que ha sido un increíble año para ella”, añade el texto. El presentador de la gala también dijo que “se sentía mal” por haber tenido que cortar a Adele: “Blur tuvo 11 minutos y ella apenas pudo decir gracias una vez”, afirmó al final de la noche.

Sigue teniendo unas extraordinarias ventas con su disco. “Rolling in the Deep” vendió más de 6 millones de descargas digitales en Estados Unidos, es su tema más vendido fuera de Reino Unido. Su disco es el más vendido del Reino Unido en los últimos tiempos.

 

Share This