UA101349465-1

Por Vanessa Díez.

Amy sigue y seguirá estando. Murió la Reina del Soul, pero como a todo icono se la levanta de la tumba para aportar glamour a las marcas, en este caso ha sido la moda, la que en un principio le reprochaba su estridente visión en sus estilismos atrevidos. “Me sentí obligado a destacar este aspecto de su carrera artística porque las revistas de moda no pudieron hacerlo”. Era única. Jean Paul Gaultier le rinde a su forma un homenaje durante la Semana de la Moda de París. “Creo que Amy Winehouse fue un verdadero icono de la moda”, dijo el diseñador.

Aunque la familia de la cantante se ha escandalizado. Para su padre la puesta en escena del diseñador francés, que incluía modelos con pelucas peinadas como la cantante y una versión a capella de Rehab, fue un shock para la familia. “Todavía estamos de duelo por su pérdida, y hemos tenido una semana difícil con el aniversario de los seis meses de la muerte de Amy”, señaló. “Por eso, no nos esperábamos ver su imagen como reclamo para vender ropa. No nos han consultado y ni siquiera se ha hecho una donación a la fundación que tenemos en su nombre” (al diario The Sun). “Estamos muy orgullosos de su influencia en la moda, pero esta no se halla en modelos con velos negro fumando cigarrillos y con un cuarteto de barbería cantando su música con mal gusto”. Además escribió en su cuenta de Twitter “No apoyamos la colección de Jean Paul Gaultier. Es de mal gusto”.

En un principio parecía que había sido una sobredosis, pero al final fue el alcohol. Entró a formar parte del club de los 27 como Brian Jones, Janis Joplin, Jim Morrison, Jimi Hendrix o Kurt Cobain. Simpre me gustó su música, aunque supongo que todos temíamos que sería un cadáver joven. El tema que nos la dio a conocer fue Rehab (rehabilitación) y su estilo de vida nos confirmaba que se sus letras se inspiraban en la realidad que vivía. Con “Back to black” consiguió cinco Premios Grammy entre ellos, Canción del año, Grabación del año y Mejor artista nuevo. Fue una de las intérpretes femeninas en ganar la mayor cantidad de reconocimientos en una sola noche y ser la primera artista británica ganadora de cinco Grammys. Se convirtió en el disco más vendido en Reino Unido en 2007. En EE.UU, a finales del verano de ese año, ya había vendido más de un millón de copias. Esto provocó que los medios llegaran a su agitada vida.

 

Share This