UA101349465-1

Por Eduardo Boix

Me vienen a la memoria los domingos de mi infancia. Recuerdo llegar con el coche de mi padre al campo de mi abuela, la familia, el olor a leña, el arroz con conejo y un viejo perro callejero llamado Bucky, que hacia las delicias de todos. Aquel viejo can, ha sido el animal más noble que he conocido, lo recogieron mis tios de la calle y siguió con nosotros hasta que un día decidió marchar para morir solo. Un domingo de tantos mi abuela, mientras preparaba el almuerzo, me dijo que el perro se llamaba así por una película que había visto que se llamaba La llamada de lo salvaje y que al perro protagonista, le llamaban Buck. Años más tarde La llamada de lo salvaje de Jack London, fue lectura obligada en la asignatura de lengua del instituto, el libro me gustó y sé que luego seguí al autor con devoción enfermiza.

Jack London aventurero, buscador de oro, escritor, refleja en sus obras la relación de la naturaleza, los animales y sus amos en un terreno tan hostil como son las tierras de Alaska. El autor sabe muy bien describir lo que sienten, tanto humanos como perros, se podría decir que es fiel reflejo de los tiempos que le tocaron vivir. No hace mucho leyendo el libro Trabajos forzados, los oficios de los escritores de Daria Galateria editado por editorial Impedimenta, descubrí en uno de sus capítulos, al Jack London humano, y me hizo gracia que se aquejaba de dolores en los dedos cuando tecleaba a máquina, imagínense con que vigor aporreaba las teclas. London es quizá uno de los escritores que más ha utilizado el mundo animal en sus escritos, e incluso en infinidad de ocasiones su Colmillo Blanco, ha sido llevado al cine.

Han sido muchos los animales protagonistas de clásicos de la literatura. Soy un gato de Natsume Soseki, es la mejor descripción de la cultura japonesa que se ha escrito bajo la mirada de un gato sin nombre. Otro animal muy conocido por el cine fue Lassie. Este personaje fue creado por el autor británico Eric Knight en una historia corta conocida como Lassie, vuelve a casa publicada como cuento en el periódico Saturday Evening Post en 1938 y que sería extendida completamente como una novela en1940. También ha sido llevada infinidad de veces a televisión, siendo la perra más conocida de la tierra.

Si siguiésemos la lista de animales literarios no acabaríamos jamás, Los músicos de Bremen, El perro de los Barskerville, y un largo etcétera de personajes que han hecho la delicia de todos nosotros. Pero como hoy es hornada de huelga vamos a recomendar una obra entre muchas, Rebelión en la granja de George Orwell, gran visionario de lo que tenemos hoy.

 

Share This