UA101349465-1

Por Eduardo Boix.

En la historia del teatro, el cine o la televisión hay actores que se convierten en leyenda por un personaje concreto. Antonio Ferrandis siempre será Chanquete y Sancho Gracia siempre será Curro Jiménez. El pasado 8 de Agosto murió el segundo, y con él se ha ido una forma de interpretar.

Félix Ángel Sancho Gracia, de nombre artístico Sancho Gracia nació en Madrid, 27 de septiembre de 1936. Fue un relevante y popular actor de cine, televisión y teatro que realizó una extensa carrera interpretativa. Participó en muchas películas en su extensa carrera actoral así como en multitud de obras de teatro. Sus trabajos para la televisión le hicieron muy popular, en especial su interpretación de Curro Jiménez en la serie televisiva del mismo título, aunque otras como Los camioneros o La máscara negra también fueron muy exitosas.

Participó también en las películas Montoyas y Tarantos (1989) dirigida por Vicente Escrivá y El crimen del padre Amaro (2002) de Carlos Carrera, que fueron seleccionadas para los Oscars en representación de España y México respectivamente. Fue candidato al Goya a la mejor interpretación masculina en 2002 por su trabajo en 800 balas, dirigida por Álex de la Iglesia. La Asociación de Críticos de Nueva York le premió por su participación en la película El crimen del padre Amaro en febrero de 2003, y fue galardonado con el premio Calabuch de Honor a toda una carrera en el Festival Internacional de Cine de Peñíscola, de cine de comedia, ese mismo año.

Estuvo muy vinculado con Uruguay, donde residió desde 1947 hasta 1963, y donde comenzó su carrera de actor a la sombra de Margarita Xirgu. Fue agregado cultural honorario de Uruguay en España desde enero de 1991 hasta su fallecimiento.

Hoy el mundo de las tablas lloran su pérdida. Siempre nos quedará en la memoria su portentosa voz y su enorme presencia. Fue un grande, tanto como actor como persona, se ganó al público con ese Bandolero llamado Curro. Tambien hizo de presentador en Todo por la pasta y mucho teatro. Llevamos un año en el que se han marchado grandes de la cultura y conforme está la cosa, nos entristece muchísimo que ocurra esto. Necesitamos a nuestros actores, pintores, bailarines, cantantes, escritores, cineastas, son el motor que nos empuja en estos tiempos de crisis. Sancho Gracia era un ejemplo de lucha y superación. Buen viaje admirado amigo. Te deseamos la mejor de las suertes.

 

Share This