UA101349465-1

Por Eduardo Boix

La provincia de Alicante es un agujero negro culturalmente hablando. Es, como dirían los catalanes, un clot del tamaño de una explosión nuclear, eso sí fiesta, sol y playa que no falte. Ayer, buscando por internet la cartelera del cine, me llevé otro chasco, ningún cine de todo Alicante tenía en cartel el falso documental de Paco León titulado Carmina o revienta. Me tocó resignarme y seguir mirando el techo de mi cuarto. Hace unos meses me pasó algo igual con la película de David Trueba Madrid, 1987, tampoco se estrenó, nos quedamos con las ganas.

Para evitar lo anteriormente mencionado Paco León ha tenido una idea, cuanto menos brillante. Ha estrenado al mismo tiempo la película en cines, DVD y en internet. Los distribuidores se han echado las manos a la cabeza: ¡Está loco! Estos que le llaman loco son los mismos que no traen mucho cine porque no es el típico de cocacola y palomitas. La pescadilla que se muerde la cola, ellos no quieren perder dinero pero tampoco arriesgan, eso pasa desde tiempos pretéritos la crisis no tiene nada que ver en este asunto.

Carmina o revienta muestra la vida “ficticia” de Carmina regente de una venta, a la que le acaban de robar 80 jamones y busca la forma de recuperarlos. Mezclando realidad y ficción Paco León, nos muestra su barrio, su gente, su entorno, con la ingenuidad del que se pone por primera vez detrás de las cámaras, pero con mucho acierto. Como muchos que se inician en este mundo del celuloide, ha tirado de familiares y amigos para crear esta historia, tan real como la vida misma.

Los hermanos León, Paco y María, son dos actores con luz propia. El Luisma ya es un referente en todas las casas y María es la actriz que nos hizo llorar viendo La voz dormida de Zambrano, ahora triunfa en Con el culo al aire, la ficción que trascurre en un alocado camping. Hemos cogido cariño a esta familia que nos hace pasar tan buenos momentos. Pero gracias a Carmina o revienta, ya sabemos dónde está el origen. Carmina es una actriz de raza, de las que han aprendido del día a día, de los palos que da la vida, pero no pierde la sonrisa.

Para los que sufren la mala distribución como yo, la podéis conseguir por internet a 1.95€, en grandes centros comerciales por un precio de 6€ o alquilándola en cualquier plataforma de televisión como Imagenio, Ono y otras. Creo que este es el futuro, ya que ni las distribuidoras ni los exhibidores se mojan con cine diferente, de autor. Paco León ha abierto la caja de Pandora, que siga abierta.

 

Share This