UA101349465-1

Por Vanessa Díez.

No hay nada que celebrar. Se cumplen 100 años de la fatídica fecha. El Titanic chocó contra un iceberg en el lado de estribor el 14 de abril de 1912 y se hundió en menos de tres horas. Fueron 1.512 personas que murieron ahogadas o por hipotermia, fue una de las mayores catástrofes marítimas en tiempo de paz. Era el más grande y lujoso barco jamás construido hasta ese momento, por ello quien podía permitirse el lujo de pagar uno de sus caros camarotes quería estar a bordo, así personalidades como Benjamin Guggenheim o John Jacob Astor IV acabarían siendo algunas de las víctimas del naufragio. Todos recordareis Titanic de James Cameron, fiel a los hechos tal cual sucedieron, aunque la historia de amor que DiCaprio y Winslet interpretaban era tan sólo ficción. Desde el suceso han sido unas catorce películas, series de televisión, documentales y una película porno.

Jack Dawson existió en realidad, su nombre era Joseph. Identificado en la lista de pasajeros como J. Dawson, dio pie a un nombre distinto en la ficción. A través de “Titanic, la verdadera historia de Jack Dawson” se descubre que era palero, originario de Dublín. Del campo a la ciudad llegó con su familia en busca de oportunidades. Quedó constancia en el censo de Southampton de los años que sus padres, su hermana menor y él habitaron en la ciudad. Su carta de trabajo con valoración positiva le permitió trabajar en el Titanic, junto al carbón y al fuego con un amigo, gracias al cual había conocido a su novia, la cual quedó en tierra. Con 23 años Joseph subió a bordo de aquel barco para encontrar una vida mejor en la tierra de las oportunidades, como llamaban a EE.UU, tan sólo encontró la muerte. Consideran que fue improbable que existiera cualquier tipo de relación entre alguien de su clase y una dama acomodada, tampoco existe constancia de que hubiera sucedido algo así, afirmaban que los de primera clase no sentían curiosidad por los seres inferiores de los camarotes más humildes o por los trabajadores de las carboneras. La familia Dawson habló con los medios de comunicación a raíz de la película de Cameron, ya que apareció un artículo en el que se afirmaba que la lápida de J.Dawson estaba abandonada, que nadie la visitaba, aquello dolió. Los Dawson conservan a Joseph en su árbol genealógico y cuentan su historia a sus miembros, generación tras generación, para conservarle en su recuerdo.

En aquel momento no importaba saber en la cola del cine que el protagonista no sobrevivía a la catástrofe, pues a muchas DiCaprio les compensaba el mal trago. Les recordaremos juntos, ella ante él con los brazos extendidos con los cabellos al viento, desnuda con tan sólo el medallón o aquella mano contra un cristal lleno de vaho. Aprovechando la fecha Cameron ha utilizado el 3D para rescatar la cinta, las diferencias no serán demasiadas, puede que se aprecie mejor el agua, mientras el cuerpo de una mujer da vueltas sin vida, mientras todo acaba, mientras se rompe la vajilla, mientras se parte el barco en dos y se precipita hacia el fin.

 

Share This