UA101349465-1

Por Eduardo Boix.

Leer un buen libro es un placer que se puede superar con pocas cosas. Tal vez a gastronomía sea una de ellas o visionar una buena película, pero el poder sentarte a la sombra de un pino y zambullirte en una gran historia es casi insuperable. El verano siempre es propicio para esto, la gente tiene más tiempo libre y puede dedicarlo a tales menesteres. Muchos de estos libros que leemos acaba siendo adaptaciones cinematográficas, la mayoría de ellas desmerecen mucho, otras en cambio, son grandes películas. Aquí vamos a hablar las que consideramos las mejores adaptaciones de un libro al cine.

1. The Godfather, conocida en español como El padrino, es una película estadounidense de 1972 dirigida por Francis Ford Coppola. El filme fue producido por Albert S. Ruddy, de la compañía productora Paramount Pictures. Está basada en la novela del mismo nombre, de Mario Puzo, quien adaptó el guion junto a Coppola y Robert Towne, quien no fue acreditado.

El argumento de la película es el siguiente: Años 40. Don Vito Corleone (Marlon Brando) es el respetado y temido jefe de una de las cinco familias de la mafia de Nueva York. Tiene cuatro hijos: una chica, Connie (Talia Shire), y tres varones: el impulsivo Sonny (James Caan), el pusilánime Freddie (John Cazale) y Michael (Al Pacino), que no quiere saber nada de los negocios de su padre. Cuando Corleone, siempre aconsejado por su consejero Tom Hagan (Robert Duvall), se niega a intervenir en el negocio de las drogas, el jefe de otra banda ordena su asesinato. Empieza entonces una violenta y cruenta guerra entre las familias mafiosas.

Esta historia tuvo tres partes, la segunda parte aún superó a la primera, es una de las grandes trilogías del cine.

2. El nombre de la rosa (título original: Der Name der Rose) es una película ítalo-franco-alemana del director Jean-Jacques Annaud estrenada en 1986 y protagonizada por Sean Connery (en el papel del fraile franciscano Guillermo de Baskerville) y Christian Slater (como el novicio Adso de Melk), basada en la novela homónima escrita por Umberto Eco.

El argumento es el siguiente: Siglo XIV. Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), monje franciscano y antiguo inquisidor, y su inseparable discípulo, el novicio Adso de Melk (Christian Slater), visitan una abadía benedictina, situada en el norte de Italia, para esclarecer la muerte del joven miniaturista Adelmo de Otranto. Durante su estancia, desaparecen misteriosamente otros monjes que después aparecen muertos. Lentamente, Guillermo va esclareciendo los hechos. Al parecer, los asesinatos están relacionados con un antiguo tratado sobre la licitud de la risa.

Esta es una acertada adaptación cinematográfica, tanto por la fotografía como por las interpretaciones, esta considerada la mejor adaptación de una película.

3. El silencio de los corderos una película estadounidense dirigida en 1991 por Johnatan Demme con guión de Ted Tally basado en la novela de Thomas Harris “El silencio de los inocentes”. Ganadora de cinco Oscar de la Academia (mejor película, director, guión, actor – Anthony Hopkins/Hannibal Lecter y actriz – Jodie Foster/Clarice Starling).

El argumento es el siguiente: El FBI busca a “Buffalo Bill”, un asesino en serie que mata a sus víctimas, todas adolescentes, después de prepararlas minuciosamente y arrancarles la piel. Para poder atraparlo recurren a Clarice Starling, una brillante licenciada universitaria, experta en conductas psicópatas, que aspira a formar parte del FBI. Siguiendo las instrucciones de su jefe, Jack Crawford, Clarice visita la cárcel de alta seguridad donde el gobierno mantiene encerrado a Hannibal Lecter, antiguo psicoanalista y asesino, dotado de una inteligencia superior a la normal. Su misión será intentar sacarle información sobre los patrones de conducta de “Buffalo Bill”.

Esta considerado el Thriller de los 90. Hannibal Lecter es un malo que pasará a la historia.

Estas tres son las mejores adaptaciones de la literatura al cine. Tres obras maestras del celuloide y de la celulosa. Tres películas para disfrutar en estos días de fiesta. Os recomiendo que no os mováis del sofá.

 

Share This