UA101349465-1

Por Eduardo Boix

Si buscamos en el diccionario de la RAE dos definiciones, muy en boga hoy día, aparece lo siguiente:

fan.

(Del ingl. fan, acort. de fanatic).

1. com. Admirador o seguidor de alguien.

2. com. Entusiasta de algo. Es un fan de la ópera.

ídolo.

(Del lat. idōlum, y este del gr. εἴδωλον).

1. m. Imagen de una deidad objeto de culto.

2. m. Persona o cosa amada o admirada con exaltación.

Esta mañana mientras tomábamos el aperitivo y charlábamos de cosas trascendentales y artísticas, me ha venido a la mente este tema. Vivimos en una cultura Pop y consumista por lo que esta misma forma de ver el mundo ha propiciado esto. En algunas ocasiones puede convertirse en obsesión, pero la mayoría de veces son impulsos controlables. En ningún momento voy a juzgar que cualquiera pueda tener uno u otro ídolo, lo que si voy a intentar es averiguar que buscamos idealizando a la gente.

Todos en mayor o menor medida admiramos a alguien. Un cantante, una estrella de la moda, una actriz, es inevitable que la persona sea mediática ya que para que tenga seguidores, tiene que tener una gran cobertura mediática. Luego hay personajes históricos que en determinados sectores han despertado seguidores, Virginia Woolf, Silvia Plath o Rimbaud pueden ser ejemplos entre los literatos, Dalí, Picasso, entre los pintores, Cartier Bresson, si nos referimos a los fotógrafos. Pero ¿A qué nadie se hace fan de Fleming, Pasteur o Nobel? ¿A que nadie sabe quien fue el científico que descubrió la diabetes, la gripe, la viruela o el tifus? No me imagino a las grupis de estos científicos con la cepa de la viruela pintada con rotulador en la frente, no visualizo sus habitaciones repletas de retratos de estos maestros de la ciencia.

Cada vez más en la sociedad que nos ha tocado vivir, llegamos a idealizar lo idealizable. Personas que realmente son fruto de una canción y del azar, o simplemente una cara bonita que se come la pantalla. Para mi punto de vista un ídolo deber ser alguien que tanto en lo profesional, como en lo personal, son individuos con un comportamiento intachable, que tanto fuera como dentro de las cámaras, son personas que siguen una senda sin salirse de ella. Porque en definitiva un ídolo debe ser el ejemplo a seguir por mucha gente y si no que se dediquen a otra cosa.

Idealizamos lo que no somos o lo que creemos que nunca llegaremos a ser. Intentamos vivir a través de los ojos de otros, la vida de los otros. Es triste pero es así, nos han creado un mundo tan vacío que convertimos en nuestros tótem, a personas, tal vez, más infelices que nosotros. Pero eso no lo llegaremos a saber. Tan solo nos queda seguir siendo los fans de alguien que caerá en desgracia y al que buscaremos un sustituto.

Share This