UA101349465-1

Por Vanessa Díez.

Proyectar los sueños sobre los demás cuando ya se han frustrado los propios puede llegar a ser enfermizo y  más cuando se hace sobre los hijos y se ha tenido una educación puritana. Frances Farmer sufrió los estigmas de una sociedad que no permitía a las mujeres salirse de lo establecido, lo peor es que su opresiva madre apoyó esa doctrina y arrastró a su hija a la medicina psiquiátrica de la época que utilizaba electroshocks y la lobotomía como método de curación.

Jessica Lange ofrece una gran interpretación convirtiéndose en Frances Farmer, sacándola del olvido tras un largo silencio. En este biopic se repasa parte de su dura vida sin pasar de puntillas sobre lo más doloroso. Hollywood fue su sueño y luchó por ello con toda su alma, pero también la destruyó. Cuando se dio cuenta y quiso alejarse de aquello, no se lo permitieron ni la industria primero ni su madre después. Acabaron con ella y la dejaron ir muriendo poco a poco, pero primero le hicieron mucho daño, le quitaron su alma, aunque luchó por seguir siendo ella misma hasta que la destruyeron.

Antes de llegar al mundo de los espejos, fantasía de sueños utópicos, ya se la etiquetó como atea y comunista, pues había ganado varios concursos escribiendo ensayos en los que defendía una postura sobre Dios lejos del puritanismo reinante en la época.Si hubiera sido hombre muchos de los episodios que descubrimos en su biografía no se resaltarían, pues se remarca que era obstinada, hubiera sido más fácil que como mujer se mostrase sumisa y obediente, en cambio prefirió no ser otra más que ella y mostró su fuerte carácter ante los demás, sin dobleces, sin claudicar ante lo que el resto pretendía hacer con su vida. Su vida estuvo marcada pues por los escándalos: la arrestaron por conducir bebida, un peluquero del estudio la denunció (supuestamente le dislocó la mandíbula de un golpe) y también estuvo en prisión en varias ocasiones. Estos sucesos y las discusiones con su madre precipitaron su caída. Acabó ingresada en el psiquiátrico en varias ocasiones, donde la violaron y la maltrataron, donde parece que también le practicaron una lobotomía. Aunque esto último no fuese cierto el resto ya fue suficiente para destrozar su vida, marcándola, nunca volvió a ser la misma; tan sólo consiguió el objetivo inicial: alejarse de Hollywood.

Share This