UA101349465-1

Por Eduardo Boix

Cuando hay voluntad de hacer cosas la crisis se aparca a un lado. El instituto Juan Gil Albert organismo que pertenece a la Diputación provincial de Alicante es una clara muestra de ello. De un tiempo a esta parte se ha podido disfrutar de ciclos de poesía, conciertos, cine fórum, conferencias y decenas de actividades que han hecho que Alicante sea un punto de referencia.

Ayer sábado por la tarde tuvimos la suerte de poder disfrutar de una mezcla de concierto de Jazz y recital poético. Ellos se presentan así: “JAS! es la forma con que indicamos a alguien que tome lo que le ofrecemos; equivale a toma, ten. Con este nombre, el compositor y músico David Pastor, actual director de la Big Band del Taller de Músicos de Barcelona y el escritor Lluís Roda, ganador de los Juegos Florales de Barcelona y Poeta de la Ciudad, estrenaron hace un año a La Pedrera dentro del marco de Barcelona Poesía 2011 el resultado de su simbiosis creativa, la música original de uno con la poesía del otro. Piano, trompeta, saxo, contrabajo y batería acompañan la diversidad de los registros de la producción poética de Rueda: de los poemas más líricos a los más discursivos, de los más herméticos a los más inmediatos, o a los más profundos. La voz del poeta se inserta dentro los ritmos de swing, free jazz, bolero, jazz waltz, balada y fusión latina escritos por David Pastor a tal fin. Una apuesta por el diálogo entre dos amigos, o más”. Pudimos comprobar que ese dialogo era perfecto. La poesía y la música que casi siempre van unidas nos llegaban como golpes, pequeños espasmos desestructurados, ya que el jazz es la improvisación en estado puro. Un goce para un sábado por la tarde que ya entrado el calor se agradece este tipo de eventos.

El instituto Juan Gil Albert está atravesando una gran época. En plena crisis y supongo que con mucho esfuerzo, nos está deleitando con actividades que conjugan, gente con una amplia experiencia en cada uno de sus campos y otros, mas noveles, que están imprimiendo su voz. Es esperanzador observar como el equipo de la institución Alicantina mima cada acto como si fuera único. Esperemos que siga esta racha y vaya in crescendo.

 

Share This