UA101349465-1

Por Eduardo Boix

Pronto llegará el otoño con sus tormentas, su melancolía y su tendencia al encerramiento. Esta época del año es la mejor para escribir y leer. La etapa otoñal te conduce por recovecos que otra etapa no te ha podido llevar. Por eso es bueno en esos meses tan introspectivos recuperar viejas joyas del terror literario, aquí os vamos a poner algunas de ellas.

1. Drácula es una novela publicada en 1897 por el irlandés Bram Stoker. La novela de terror ha convertido a su protagonista en el vampiro humano más famoso. Se dice que el escritor se basó en las conversaciones que mantuvo con un erudito húngaro llamado Arminius Vámbéry y que éste fue quién le habló de Vlad Draculea. La novela, escrita a modo epistolar, presenta otros temas como el papel de la mujer en la época victoriana, la sexualidad, la inmigración, el colonialismo o el folklore. Como curiosidad, cabe destacar que Bram Stoker no inventó la leyenda vampírica, pero la influencia de la novela ha logrado llegar al teatro, el cine y la televisión.

Desde su publicación en 1897, la novela nunca ha dejado de estar en circulación y se suceden nuevas ediciones. Sin embargo, sólo hasta 1983 abandonaría el terreno marginal de la literatura sensacionalista para ingresar en los clásicos de la Universidad de Oxford.

Esta novela es un clásico, al igual que la película de Coppola, que se ha convertido en otro clásico pero del celuloide.

2. Frankenstein (título completo: Frankenstein o el moderno Prometeo) es una obra literaria de la escritora inglesa Mary Wollstonecraft Shelley. Publicado en 1818 y enmarcado en la tradición de la novela gótica, el texto explora temas tales como la moral científica, la creación y destrucción de vida y la audacia de la humanidad en su relación con Dios. De ahí, el subtítulo de la obra: el protagonista intenta rivalizar en poder con Dios, como una suerte de Prometeo moderno que arrebata el fuego sagrado de la vida a la divinidad. Es considerado como el primer texto del género ciencia ficción.

Otro clásico de literatura revisionado tantas veces por el cine. Solo pensar que surgió en una noche de tormenta, nos ayuda a analizar el tremendo talento de esta escritora.

3. El resplandor (título original The Shining) es la tercera novela de terror del escritor estadounidense Stephen King, publicada en 1977. El título se inspiró en la canción de John Lennon “Instant Karma!”, que contiene la línea «We all shine on…» King quiso en un principio ponerle el título The Shine, pero lo cambió cuando se dio cuenta de que “shine” era un título muy despectivo para los negros. Fue su primer bestseller en tapa dura, lo que lo posicionó como un preeminente escritor del género de horror.

Stephen King, se basó en el cuento La máscara de la Muerte Roja de Edgar Allan Poe. En varias partes del libro, se hace alusión a esta: «…y la muerte roja cayó sobre todos ellos…». Además ha dicho que el libro explora el tema del alcoholismo y la relación de padres e hijos.

Esta es la gran novela de terror contemporánea. Un gran título para pasar mucho miedo. Ahora que los días comienzan a acortarse y pronto llegará el otoño y sus tormentas, conviene ir haciendo hueco a este tipo de libros. Cada época tiene lo suyo y el terror nos ayudará a soportar los encierros. Un poco de adrenalina nunca viene mal.

 

 

Share This