UA101349465-1

Por María Elena Ayala.

Amy Chua es hija de inmigrantes chinos, ciudadana estadounidense, está casada con un judío y es madre de dos hijas Sophie y Lulu. Chua es la “la madre tigre”, la cual nos muestra en su libro una de las peculiaridades de la cultura asiática: la competitividad académica en la que se educa y cría a los hijos. Un método educativo estricto y severo que deja en un segundo plano la autoestima y las emociones. Una primacía de los objetivos académicos ante todo.

El libro de “la madre tigre” ha causado y causa una gran polémica alrededor del mundo. Ha tocado el corazón de muchos, ya que ha puesto en tela de juicio las formas de educación de los hijos en los paises de occidente, pues ” la madre tigre” considera que somos muy permisivos con nuestros hijos. Citamos algunos titulares de la polémica del libro de Chua: ¡Cuidado! la madre tigre devora a sus hijos (El Pais 6-2-2011), Esta es la madre tigre que prohíbe todo salvo triunfar (El Confidencial 20-9-2011), El rugido de la madre tigre ( El Mundo 19-11-2011) o Polémica en EE.UU por un libro en el que se defiende la rígida educacion china (La Vanguardia.com). Otras críticas apuntan hacia el declive cultural de la 3ª generación de inmigrantes chinos o al aumento de la tasa de suicidios entre los jóvenes asiáticos motivada por la competitividad educativa en la que se desarrollan sus vidas.

Sin duda alguna son escasas las opiniones a favor de la “la madre tigre”, madre que ve truncado su himno de batalla con su hija pequeña ,Lulu, la cual se revela ante su método educativo. Pero lo mas auténtico es la defensa de la madre tigre en el propio seno de su familia; la hija mayor escribe una réplica a las críticas que recibe su madre en el New York Post “Tenerte como madre no fue una fiesta. Me gustaría haber ido alguna vez a jugar con niños … pero ahora que tengo 18 y estoy apunto de abandonar la guarida del tigre, estoy feliz de que papá y tú me criaron como lo hicieron”. Las propias “víctimas” del tigre salen en su defensa, no les hace esto cuestionarse si esta madre tigre no es tan mala y monstruosa como se la pone en la crítica.

Pero mas allá de la polémica, de la crítica… me cuestiono y les cuestiono lo siguiente; ¿es “la madre tigre” una madre negligente con sus hijas? ya que se la ha llegado a llamar maltratadora. Sophie y Lule ¿ son o serán personas con baja autoestima? La hija mayor ingresó el año pasado en la Universidad de Harvard. ¿Tenemos miedo de que el tigre asiático nos devore? justo en una época donde nos cuestionamos cómo educamos a nuestros hijos. Nada puede observarse y valorarse desde el absolutismo pero si desde el relativismo cultural. Creo que la polémica del libro de Chua ha sido provechosa.

 

Share This