UA101349465-1

Por Vanessa Díez.

Se la recuerda por Rebelde sin causa, Esplendor en la hierba o West Side Story. En los años de mayor éxito de su carrera se la consideró la actriz más popular de Hollywood junto con Elizabeth Taylor, se la comparó con ella ya que también se hizo popular siendo niña y también tuvo relaciones complicadas con los hombres. Se casó dos veces con el actor Robert Wagner, mantenían una tormentosa relación de amor y odio. Fue una estrella infantil, tras ella una madre ambiciosa que había provocado que comenzara a trabajar en el cine. Empezó a actuar todavía sin saber leer y le leían sus frases que ella memorizaba. Comenzó a ser la niña de distintas películas, llegó a cambiar de personaje de un set de rodaje a otro durante una época haciendo doblete. En uno de los rodajes sufrió un accidente, pero su madre no quiso que se la considerase una actriz problemática, por ello no la llevó al hospital, arrastraría una muñeca hinchada el resto de su vida. En su primera película ni tan siquiera se la veía tan sólo tiraba un helado al suelo y la cogían en brazos, la cámara tan sólo captaba sus pies. En la adolescencia se reveló ante su madre para empezar a hacer el cine con el que se identificaba. Llegó a amenazar en marcharse de casa sino le dejaban presentarse a la prueba de Rebelde sin causa, no querían que la hiciera porque se dejaba en mal lugar a los padres. Ella sólo pensaba en actuar junto a James Dean. Su muerte fue un shock para ella; pero aquel accidente catapultaría la película y la fama de ella. Después sería una india en Centauros del desierto junto a John Wayne. También tendría fracasos como All the Fine Young Cannibals, pero gracias a esta película llegaría su oportunidad para ser María en West Side Story, cantaba sus canciones aunque al final doblaron su voz por la de una cantante profesional.  Tal fue su decepción que años más tarde se resarciaría con Gypsy en la que interpretaba a una artista del Burlesque, donde cantaba y bailaba. Cada vez sus proyectos fueron más personales, alejándose de la presión que Hollywood le imponía y su exigente madre. La crítica y la taquilla perdieron fuerza para ella, decidiendo aparcar la fama y dedicarse a formar una familia. Quería cuidar a su hija como no lo hicieron con ella. Así fue esparciendo sus proyectos a finales de los sesenta.

Antes de poder convertirse en Elizabeth su muerte acabó en tragedia. Natalie Wood murió a los 43 años ahogada en extrañas circunstancias al caer de su yate. Tenía fobia al agua. Su marido fue sospechoso, pero las investigaciones no llegaron a nada. Se comenta que estaba bajo la influencia del alcohol y las drogas. El matrimonio estaba pasando el fin de semana con el actor Christpher Walken, parece que la pareja había tenido un romance en Proyecto Brainstorm y su marido lo sospechaba. Fue una fuerte mezcla ya que el alcohol y las discusiones hicieron que ella abandonara el yate en el bote salvavidas, pero se mareó y sufrió un golpe en la cabeza. Nadie acudió en su ayuda.

Share This