UA101349465-1

Por Eduardo Boix

Si buscamos en el diccionario de la RAE la definición de enamorado nos aparece lo siguiente:

enamorado, da.

(Del part. de enamorar).

1. adj. Que tiene amor. U. t. c. s.

2. adj. enamoradizo.

3. adj. Muy aficionado a algo. U. t. c. s.

4. f. desus. prostituta.

Evidentemente a cualquier persona le llamará la atención la cuarta acepción como me ha llamado a mí. Conforme avance este artículo el lector sabrá por qué.

Félix Romeo era un hombre grande en todos los sentidos.  Un lector voraz, un gran gastrónomo y un vividor en el amplio y buen sentido de la palabra. Su novela póstuma Noche de los enamorados, Mondadori (2012), nace como todas las grandes cosas de esta vida a raíz de una obsesión. Su año y algo de cárcel por insumisión le hizo conocer a una persona que le acompañó el resto de sus días y que ha sido el gran personaje de una de las novelas más redondas que se han escrito en este adolescente siglo XXI. El personaje de esta tragedia es Santiago Dulong, bisnieto del alcalde de Zaragoza en tiempos de la República, casado con el otro personaje María Isabel Montesinos, trágicamente asesinada en un piso de la ciudad anteriormente citada a manos del que fue compañero de celda de Félix.

De escritura repetitiva y sincopada, mezclando varios géneros literarios, Romeo intenta averiguar los porqués de este atroz crimen. A lo largo de la novela el autor no deja de hacerse preguntas y lo dice: “Este libro se acabaría si dejase de hacerme preguntas”. Félix conoció a Dulong la noche de los enamorados de 1995.  Entre el asombro y el temor lo describe como un hombre demasiado corriente, que supongo que le contó la historia una vez, pero al autor le persiguió a lo largo de los años, como hacen siempre las grandes historias. En la contraportada del libro podemos leer un fragmento del texto: «Esto no es un juicio, porque no se puede juzgar a los muertos y Santiago Dulong murió hace diez años. Ni es la defensa imposible de una víctima, porque no se pueden reparar las ofensas a los muertos. Ni es un ensayo sobre la justicia. Sólo escribo sobre palabras.»

Paradojas de la vida la novela de Félix Romeo, es la obra de un muerto que habla de dos muertos que le acompañaron durante años. Como todo en Félix era tan lúcido, hoy buscando las palabras en el diccionario de la RAE, como él siempre hacía, me he encontrado con la acepción anteriormente nombrada. El cuarto significado de la palabra enamorado, ya en desuso como se nos indica, es el de prostituta, oficio que ejercía María Isabel Montesinos y por el que conoció a Santiago Dulong en el club donde trabajaba. Me parece un detalle increíble del que sin estar, nos sigue dando lecciones de literatura, porque de eso era un gran enamorado Félix.

Artículo aparecido en el suplemento  EL PERSEGUIDOR del diario de Avisos de Canarias el 25 de Abril de 2012.

Share This