UA101349465-1

Por Eduardo Boix

Hoy es Sant Jordi y como manda la tradición habrá rosas rojas para ellas y libros para ellos. Como toda tradición tiene ese halo de familiaridad que a tantos nos gusta, y sí además es un día para reivindicar la lectura, es mucho mejor. Si hacemos un poco de historia, la costumbre de que el hombre regale una rosa a la mujer se remonta, probablemente, al siglo XV. Algunas versiones hacen coincidir esto con la Feria de las rosas que tenía lugar en Barcelona durante aquellos veranos. Lo que sí es cierto es que a las mujeres que el 23 de abril asistían a la misa oficiada en la capilla de Sant Jordi en el Palacio de la Generalidad de Cataluña se les regalaba una rosa. La rosa roja (que simboliza la pasión) debe ir acompañada de la señera (símbolo de Cataluña) y una espiga de trigo (símbolo de la fertilidad).

El Día de Sant Jordi tiene un aspecto reinvindicativo de la cultura catalana y muchos balcones lucen la bandera autonómica. En toda Cataluña se venden rosas y libros, llegando a su máxima expresión en las Ramblas, donde a los puestos habituales se añaden otros para la ocasión. En las últimas décadas se promueve también mucho la venta de libros con firmas de los autores y un descuento al precio de venta, ya que el 23 de abril es oficialmente el día del libro por ser el día (de 1616) en que murieron Miguel de Cervantes y William Shakespeare (en rigor, ninguno de los dos murió este día: Cervantes murió el 22 y fue enterrado el 23; Shakespeare murió en la fecha indicada del calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo en el calendario gregoriano). Normalmente también se realizan actividades en las bibliotecas y conciertos en las calles, que se añaden a la agenda cultural de la Ciudad Condal.

Muchos son los actos que en diversas ciudades se realizan. Presentaciones de libros, charlas, talleres literarios, firmas. El poder compartir una breve charla con tu escritor favorito no tiene precio. Mucha gente espera a este día para buscar los libros que le gustaría leer o que le ha recomendado alguien cercano. Sant Jordi es uno de los días más esperados del año por todos los amantes de la literatura, alrededor de esta jornada, miles de personas se agolpan en las librerías. Ojalá todos los días fueran Sant Jordi.

 

Share This