UA101349465-1

manoloescobar_gDespedida de un maestro, bienvenida de aprendices

Por Sandro Maciá.

Nos encanta largar. Criticar, hablar, comentar, conversar… Como ustedes quieran llamarlo, pero nos encanta, y punto. Somos así, por naturaleza o por costumbre, y creo que ya tiene que repetirse la historia varias veces para que, como cantaban Los Nikis en el Imperio contraataca en los 80, nuestros nietos acaben viviendo un futuro distinto al que, de momento, les estamos preparando a base de rumores y charlatanería.

Tanto nos gustan los chismes, que ni a los muertos respetamos. Parece que ni desde las alturas se nos garantiza la exención de seguir siendo blanco de dimes y diretes. Menos de una semana ha pasado desde que nos dejara uno de los grandes referentes de la canción y el folclore español, Manolo Escobar (1931-2013) y ya hay, por increíble que parezca, quien hace gala de carecer de más víscera que el estómago –de corazón, ni rastro- y se dedica a destripar las intimidades del artista, rebautizando a supuestos hijos secretos y especulando sobre cómo –cuánto- y a quién dejó la (¿millonaria?) herencia. “Marca de la casa”, que diría alguien que conozco, pues ¿dónde quedó aquello de haber grabado casi ochenta discos? ¿Qué hay de su veintena de películas? ¿A nadie le importa que su disco Y viva España fuera el más vendido de la historia de nuestra música hasta 1992?

Miedo me da pensar que se haya extinguido el noble arte del cotilleo sin mal gusto y acabe prevaleciendo la necesidad imperiosa de buscar el aplauso fácil al estilo del sucio escupitajo de un rumor tras otro… Pero, hasta que eso ocurra, no hay más remedio que volver al presente, salvarnos de la desazón de este triste trato al maestro Escobar y centrarnos en el imparable devenir de la actualidad musical, marcada estos días por el ritmo de We are standard, Delorean y Hola A Todo El Mundo.

Los primeros, los WAS, presentan hoy mismo su Jesus in her eyes (2013), un nuevo Ep con tres temas: Jesus in her eyes, New Sun (remix de Lovo, proyecto del teclista de Dorian) y Can I count on you? (remix de Monkey Rave, dúo formado por Alex Ferrer y Roger Cervantes). Tras ellos, los de título motorizado, por su parte, nos dan una gran alegría al anunciar que retoman su gira (primero en España y después en Norteamérica) tras el incidente vivido en México en septiembre, mes en el fueron víctimas del tercer secuestro virtual de españoles en dicha ciudad.

¿Y qué decir de los terceros? Que están de estreno y despedida. En noviembre se publica su Ultraviolet remixes, compuesto por: And a just man howls (Disco Mordisco remix), You know we found new words (Tremmme remix), Your reason a place in the north (D. Unison remix), They won’t let me grow (beGun remix)
y They won’t let me grow (Space Rangers remix). No obstante, al tiempo, entre ese mes y el último del año, les veremos cerrar su gira, siendo Murcia la localidad escogida para poner el punto y final.

Agridulce sabor, el de esta semana. Será cuestión de tiempo…

 

Share This