UA101349465-1

No_frosth_g

No-frosth, y su descongelante nuevo Ep

Por Sandro Maciá

Seamos valientes y afrontemos retos. Esa es la actitud y esa debe ser. Con determinación, con pulso firme y sin temer a qué dirán de nosotros. Porque, sólo así, podremos hacer grandes cosas y disfrutar del éxito. ¿O sería posible mejorar y ser un poco mejor si nos limitáramos a evitar el riesgo cada vez que éste aceche?

No, nada de cobardía. ¡Adelante! Con ganas y confianza, nada puede salir mal. Al menos, a juzgar por los ejemplos de ensayo-error que nos rodean, eso es lo que deberíamos pensar… Y, por suerte, no sólo yo hago gala de este optimismo exagerado, sino que son varios los ejemplos de bandas que, de no ser por tal muestra de agallas, no habrían llegado a hacer cosas tan interesantes como ésta: Donde el cielo se rompe (Flor y Nata Records, 2013).

De literario título y en forma de Ep, así es como se llama el nuevo trabajo de No-frosth, un grupo que nace en 2007 (a partir de la conjunción de excomponentes de formaciones como Mediomundo, Fil d’Aram, Riu sec, Fluor, Magiclicks… ) y que, con dos largos a sus espaldas- Déjame entrar y Las diez mil horas (FyN, 2008 y 2011)– y otro Ep –el que marcó sus inicios, De casualidad (Autoproducido, 2008)-, nos presenta ahora este disco de cinco temas de powerpop, garage, indie-pop e indie-rock. ¡Ojo! Y todo ello con unas combinaciones de teclado y vientos al más puro estilo mariachi –una escucha a El destino viaja en autobús, tercer corte del tracklist, os hará entender el porqué-.

Visto de esta forma, no podrían haber escogido mejor nombre para definir su estilo “antiescarcha”, un estilo que no da lugar a la congelación. Al contrario: incita a la acción y al disfrute del desparpajo de estos valencianos, que han elegido La chica del accidente (canción que abre Donde el cielo se rompe) como muestra de que mantienen su frescura, ingenio y ¡sinvergonzonería!

Basta con verlos enmascarados animalmente, bañados en chocolate o combinados con piernas de escándalo, para comprobar con qué gracia nos ofrecen, estos chicos (bajo la producción de Imagina’t), un clip que narra la historia de la jungla que vivimos, en la que los más salvajes dominan a los “pardillos”, aunque con el inevitable final que todos conocemos: la clave –para variar- la tienen las chicas.

Grabado en El Sótano, producido por Dani Cardona y No-Frosth y masterizado en Crossfade Mastering por Enrique Soriano, Donde el cielo se rompe cuenta con la participación de la formación habitual (a la voz y guitarra, con Vicent Ros; coreando y acompañando a las cuerdas, Roberto Fort; al bajo, Manel Hurtado y a la batería, Kiko Blasco), sí, pero, como es bien sabido que con más azúcar todo sabe más dulce,  además, al elenco se suma Carlos Gay Campos (teclado) y Dani Cardona (percusión).

Sobra añadirlo pero… con gran equipo, gran trabajo.

Un Ep a tiempo es una victoria.

Share This