second_g

Second Coming presenta Fallos ‘13

Por Sandro Maciá.

¡Sí! ¡Por fin! Parecía que la climatología de España iba a seguir dándonos una de cal y una de arena y que nunca nos permitiría guardar los abrigos y demás complementos de abrigo. Pero no. Por suerte, el calor ha llegado a nuestra tierra y, aun sabiendo que a partir de ahora evitar sudar es misión imposible, esto se nota en las caras de todos. En unos, porque ya pueden lucir el sufrido y esculpido cuerpo que han ido tapando en invierno y, en otros, porque saben que a partir de estos meses van a tenerlo muy fácil para alegrarse la vista con la escasez de tela que recubre a sus paisanos.

Así es. Podremos negarlo, pero no nos engañemos: somos tan narcisistas como mirones. Y es que, le pese a quien le pese, nuestra condición de animales racionales sigue provocando en nosotros instintos tan primarios como los que, muchas veces, nos llevan a desviarnos del camino marcado. Sin embargo, es aquí donde entra en juego la racionalidad que nos devuelve donde debíamos estar, que nos hace recapacitar y gracias a la cual se producen hechos como el retorno de Second Coming.

Esta banda, de nombre idéntico al del fantástico disco de los Stone Roses, nos trae en su regreso y tras un periodo de separación, un Ep que destiñe madurez y que, sin duda, nos recuerda una lección que a veces olvidamos: la unión hace la fuerza. Al menos, eso es lo que parece transmitir Fallos ’13 (La Produktiva Records, 2013), el nuevo trabajo de los hermanos Fayos y Salva Santos –formación inicial de Second Coming-, un álbum que va un paso más allá de lo que empezó siendo su debut -An usual day, publicado en 2003- y al que han precedido ya otras tres entregas de estudio.

Con un estilo basado en referentes clásicos y un sonido centrando en la energía sugerida y la crudeza no manifestada –¡ojo!, que no todo ha de ser salvajemente estruendoso para ser potente- los temas de este Ep pueden presumir de mantener el predominio de unas guitarras que combinan ritmo con sutileza y elegancia, lo que viene siendo el marco perfecto para, además, abrir el corazón al mundo de las inquietudes personales a través de sus letras.

Siguiendo la estela de su predecesor más directo, Lejos del Extraño (Bipbip Records, 2010), los chicos de Second Coming derrochan personalidad propia y no tienen tapujos para demostrar que ahora están más listos que nunca para dar un golpe sobre la mesa y apostar directa, fresca y personalmente por ahondar en realidades tan dispares como la complejidad y ambivalencia de las emociones personales –muy recomendable la escucha de Sin poder Dormir o Chico Listo-, el inconformismo crítico hacia temas sociales de conocida actualidad o la asunción de lo vivido y el ansia por alcanzar los ideales propios –como podemos ver en Neptuno y Chaplin-.

Además, por si no fuera poco todo lo anterior como para incitar a la reflexión personal sobre el caos que nos rodea y las idas y venidas del ser humano a lo largo de la vida, esta banda añade una guinda al pastel: dos bonus tracks grabadas en directo en su última actuación en la sala Wah Wah de Valencia. Digno de agradecer, por supuesto.

 

 

 

Share This