UA101349465-1

dulceenemiga_g

Marcela Serrano nos adentra en la vida varias mujeres

Por Rubén J. Olivares

La mente humana constituye una de las últimas fronteras que permanecen insondables, un terreno virgen que parece resistirse a nuestros intentos de comprenderla y a la que aún hoy en día seguimos tratando de acercarnos. Por fortuna para nosotros, de vez en cuando surgen obras como la presente que, sin ser un tratado sesudo de psicología o de neuropsicología, nos permiten abrir una ventana al complejo mundo de la mente, en este caso a la mente femenina, que a menudo resulta tan insondable para el género masculino. Huyendo de clichés e ideas prefabricadas –uno de los puntos que más se agradecen en esta colección de relatos- se nos presenta una serie de cuentos en los que, con la excepción de tres de sus historias, vivimos la vida de diversas mujeres anónimas que se desnudan ante nosotros, dejándonos ver sus medios, frustraciones, anhelos vitales, deseos, pero también su desconsuelo, dolor, incomprensión e injusticia que deben padecer por el hecho de ser mujeres, marcadas por su condición femenina, que a veces será la clave de su desgracia y perdición y otras veces la condición de la que se servirán para lograr los objetivos que se han marcado y manipular a quienes tienen a su alrededor.

Marcela Serrano nos invita a conocer y vivir la vida de las mujeres que pueblan esta colección de 20 cuentos que, como ella misma narra en el epílogo que cierra este compendio de relatos, fueron tomando forma a lo largo de los años como obras individuales, muestras del talento de la autora dentro del género del relato breve, hasta ser reunidos en un único libro. Entre sus historias se mezclan el reflejo de la realidad social en la que vivimos, retratando con maestría –y quizás por ello, resulte tan absurdo- las costumbres y vida de las clases altas y de sus mujeres, seres obsesionados con la pureza, la defensa de su status quo y el culto al cuerpo y la belleza, que convierten en herramientas con las que retener a sus maridos, pero también mostrándonos la otra cara social a través de los relatos de las mujeres que han nacido en clases sociales populares o que, arrastradas por los cantos de sirena de los hombres que se cruzan en su vida, se ven inmersas en la pobreza, la marginalidad, la violencia, el miedo, los abusos y la cosificación de su ser como instrumentos al servicio del hombre. No están exentos sus relatos de la denuncia social y política, en la que se señalan indirectamente el feminicidio, la violencia hacia la mujer y la perpetuación social de la sumisión de la misma a las ideas patriarcales y la tutela de su maternidad, ignorado su libertad a rechazarla a través del aborto. No obstante, hay cabida entre tantos relatos para conocer el amor, dejarse llevar por él y albergar la esperanza de que éste nos aguarda a cualquier edad.

Escrita con una prosa limpia, la colección nos ofrece diversas historias hilvanadas por la presencia de la mujer, mostrándonos la maestría de Marcela Serrano como escritora, al ser capaz de escribir y narrar una historia a partir de temas en principio triviales, que constituyen el punto de partida desde el cual consigue articular diferentes cuentos en los que, quizás no en todos, logra mantener la atención de lector por el interés que despiertan. Un libro entretenido y ameno, que permite una lectura no lineal del mismo y del que se pueden extraer importantes reflexiones sobre el trato vejatorio y la discriminación que la mujer sigue padeciendo en pleno s. XXI.

 

Share This