UA101349465-1

low2014_g

Más de 80 bandas, el Low inunda Benidorm

Por Sandro Maciá.

Y así, como el que no quiere la cosa, nos comemos otros treinta días y entramos, rápidamente, en el mes que sirve de pista de despegue, de rampa para tomar carrerilla ante el fstival que pone el punto y final a julio: el Low Festival.

Con sede en Benidorm pero haciendo gala de una ambición –y un cartel- de aspiraciones internacionales, este evento celebra en escasas tres semanas la que será ya su sexta edición, un momento para el que comienzan las correspondientes maniobras preparativas y cuya pinta, a juzgar por lo desvelado hasta ahora por la organización, es más que espectacular.

Si en 2013, el Low, fue el festival que todos recordaremos por el enaltecimiento y la casi glorificación de Portishead ante los miles de corazones que corrimos el riesgo de morir de emoción, en 2014 no parece que vayan a faltar motivos para volver a tener en mente tal acontecimiento hasta su edición sucesiva. Es más, a según la programación presentada y aun teniendo en cuenta que el año pasado contamos con momentos irrepetibles gracias a la cantidad de artistas patrios y foráneos que pisaron las tablas de los diversos escenarios distribuidos a lo largo y ancho del recinto del Polideportivo Guillermo Amor, es de tontos no reconocer que esta cita –sea mayor o menor la devoción por los grupos anunciados- es una parada obligatoria en la ruta levantina que inicia el castellonense FIB y que se completará, posteriormente, con su vecino Arenal Sound.

Durante los tres días de pura pasión “lower”, más de 80 serán las bandas que inundarán la capital de los rascacielos playeros de indie y arte, siendo algunas de ellas -a modo de muestra y sabiendo que toda enumeración no es más que la fina punta del tremendo iceberg de grupos que conforman el cartel-: Massive Attack, Kaiser Chiefs, Editors, The Hives, Love of Lesbian, Sidonie -¡esperada vuelta!-, Izal, Vetusta Morla –si Belle and Sebastian hicieron de su actuación, en el pasado año, una multitudinaria explosión de emociones, ahora le toca el turno al producto español, que tampoco se queda corto en talento y número de integrantes-, Los Campesinos!, Second, Pony Bravo -¿alguien dijo fiesta?-, La Habitación Roja, El Columpio Asesino –“recién paridos”-, Palma Violetes, Niños Mutantes –ay… amor viejuno-, Emmerson…; todo eso, sin entrar en la escena Dj (Élyella, Disco Mordiso, Oh my Cat…), en el elenco de maestros de la mezcla que sierve de cierre a cada noche bajo el cielo benidormense y que nos hace volver a casa con la sonrisa que se desprende del “trabajo bien hecho”, o lo que es lo mismo, del buen rato pasado.

¿Suculento menú? Pues, al margen de lo artísticamente llamativo del Low, esta edición será la más moderna –tecnológica y logísticamente hablando, que en cuanto a look y actitud nadie niega que moderno ya iba a ser- al contar con la pionera implantación del sistema de pago Paypal y al mantener su identificativa pulsera electrónica a modo de ticket de entrada/salida.

De esta manera, la flexibilidad del sistema Paypal y la tecnología del chip RFID que integra la pulsera que todo “lower” llevará en su muñeca, permitirá a los asistentes efectuar su uso como monedero virtual antes del festival y durante el mismo e, incluso –y no menos importante-, poder interactuar en el recinto gracias a la posibilidad de conectar su entrada a su perfil de Facebook.

Cuenta atrás, ¡adelante!

 

Share This