UA101349465-1

rostrosescritos_g

La crónica de un tiempo que no volverá

Por Eduardo Boix

La infancia, eso sin duda es evidente, marca la trayectoria de cada uno de nos otros. Lo que además también es evidente, es que en mi carrera literaria y personal la infancia tiene un peso específico. Desde niño siempre me ha gustado lo que hay detrás, lo que se esconde entre bambalinas. Me recuerdo viendo los making off de películas, escuchando o viendo en televisión entrevistas a gente del mundo de la cultura, la política o la vida social en general, con un entusiasmo desmedido. Siempre he creído que las entrevistas son un medio de conocimiento de la persona, como miniautobiografías dirigidas.

Robert Saladrigas es un escritor comprometido con el pensamiento de su tiempo. Comenzó en 1968 su colaboración con el semanario «Destino», el más prestigioso e influyente de cuantos se editaban en la España de los años sesenta y setenta, con una serie de entrevistas singulares a escritores consagrados y jóvenes promesas. Leídas hoy, las conversaciones con Juan Marsé, José Agustín Goytisolo, Francisco Umbral, Ana María Matute, Francisco Ayala, Manuel Vázquez Montalbán, Max Aub, Rosa Chacel, Camilo José Cela, José Manuel Caballero Bonald, Miguel Delibes, Carmen Martín Gaite o los jovencísimos Eugenio Trías o José María Guelbenzu, entre muchos otros, nos trasladan de una manera intensa, profunda y muy viva, a la España de finales del franquismo, con sus temores y esperanzas, los límites a la libertad de expresión, la represión de cualquier actividad política y la consolidación de una conciencia cívica a favor de la democracia y de las libertades. De todo ello, los escritores eran a menudo los portavoces a la vez que se esforzaban, como cualquier creador, para elaborar una obra personal.

Rostros escritos, es la crónica de una época que vislumbraba un avance en España en unos tiempos muy convulsos. La España del fin de una dictadura, donde los pensadores se las ingeniaban para evitar una censura. Saladrigas nos disecciona al personaje y al entorno co la maestría propia de alguien que ama su oficio. Rostros escritos de Robert Saladrigas es el manual de instrucciones para entender una época, la guía imprescindible de alguien que ama y amó un tiempo irrepetible.

 

Share This