UA101349465-1

talvezigual_g

El destino enfrentará a  Claudia con su pasado

Por Gemma Juan Giner.

Me gusta Noe Casado, siempre me ha gustado. Es más, le tengo un gran cariño puesto que la primera novela erótica que leí fue de ella, por lo tanto, la culpable de mi pasión por la literatura erótica es ella. Esa novela fue “30 noches con Olivia”, una historia increíble, al igual que la que acabo de terminar. “Tal vez igual que ayer”. Noe Casado tiene un estilo muy personal, igual que Megan Maxwell y gracias a ello sabes identificarlas en el libro. Sólo ellas pueden escribir así.

En todas mis reseñas siempre digo lo mucho que creo en el destino, y en casi todas las novelas que leo el destino es el responsable de lo que les ocurre. La vida les va llevando poco a poco a lo que de verdad se merecen las protagonistas. Y esto mismo es lo que le ocurre a Claudia, la protagonista de “Tal vez igual que ayer”, una mujer que de joven y siendo una criada en una casa de una familia de clase alta, se enamora y vive un pequeño idilio con Jorge, el hijo de sus jefes. El amor es correspondido, y aunque los padres de Jorge se oponen a su unión, los dos se las apañan para verse a escondidas y continuar con su romance. Un día, Jorge se marcha para formar filas en el ejército, con la promesa de casarse con ella a su vuelta, quieran sus padres o no. Pero, estos, aprovechan que él está ausente y que ella se ha quedado embarazada, para amenazarla y echarla a la calle. En esa condición, a ella no le queda otra que marcharse y empezar una nueva vida lejos de todo, de todo lo que ama y conoce. Es en ese momento cuando ella se va a Londres y conoce a a Henry, un hombre que desde el primer momento confía en ella y que la ayudará a reconducir su vida.

Pero ahora, han pasado 18 años y Claudia ya no es esa jovencita insegura y llena de miedos que llegó a Londres. Ahora es una mujer de negocios, inteligente, segura, fría, astuta y dispuesta a todo. Tiene una muy buena vida en Londres, donde sabe que el pasado no puede llegar a ella, pero Henry provocará lo contrario. Claudia deberá enfrentarse a su pasado.

Sin duda, una novela en la que os encontraréis con personajes de los que os enamorareis. Claudia, su amigo y abogado Justin, su gran amor, Jorge y Rebeca, una mujer que, segurísimo, os sorprenderá, y mucho. Una historia que te atrapa de principio a fin, y creo que, para mi gusto, Noe Casado hubiera tenido que desarrollar un poquito el final, porque te quedas con ganas de más. Pero mi puntuación es de 10. Un 10 a esta novela. Un 10 a Noe Casado. Y un 10 a todas las escritoras españolas que cada vez son más y para mi es un orgullo escribir tanta reseña de mujeres y encima españolas. Que no se pare el arte español. Y a vosotros os digo, que nunca, NUNCA, dejéis de leer.

 

 

Share This