UA101349465-1

ardemadrid_g

Crónica convulsa de un Madrid lejano.

Por Eduardo Boix

La primera vez que pisé Madrid corría el año mil novecientos noventa y ocho, aun gobernaba el PSOE en España y la movida se había trasformado en otra cosa un poco más negra.  Percibí una ciudad, desordenada y caótica, hoy lo sigue siendo, pero no se qué tiene que atrapa. Madrid siempre amanece respirando vida, sus calles son un transitar de gentes, si sus calles, plazas y avenidas hablasen podían contar miles de historias, anécdotas y vivencias que se perderán por el quehacer de los tiempos.

Arde Madrid bajo el recuerdo de las bombas de la Guerra Civil; Arde Madrid por la violencia, la insensatez y la opresión del franquismo; por las noches de falsa libertad y por las madrugadas de desesperación, destrucción y drogas de la Movida; Arde Madrid por el olvido de las fosas comunes, de las traiciones y de los asesinatos; por la democracia construida sobre el vergonzoso silencio de todos; Arde Madrid por la crisis económica, los desahucios, el desamparo y la humillación de los excluidos; Arde Madrid por la avaricia, la voracidad, y la mezquindad de unos cuantos; pero arde también en la memoria de un niño y en su imaginación alucinante; arde en una ballena que se pudre en medio del verano; arde en la belleza de una niña esquizofrénica; arde en los suicidas y en los artistas destruidos por la enfermedad, la heroína y la locura; arde en la derrota y en la melancolía de toda una generación; arde en la atracción por el vacío de un adolescente homosexual y por su derrumbe emocional y físico; arde en París; arde como un recuerdo que quema en el exilio; arde en el reencuentro de una ciudad y de un país devastados por el tiempo; arde en este libro, y en el relato de una España posible, de una historia posible, al fin contemporánea del resto de Europa, y en su fracaso.

Arde Madrid es la novela de un escritor francés al que la historia reciente de España despojó de su país y de su lengua, pero no de su memoria feroz, brutal, devastadora. Una novela que quema y apuñala. Una novela que hace sentir la desolación del que ha huido y sabe que no volverá. Porque todos alguna vez huimos y volvemos o no. Sexto Piso ha editado a que creo que será la novela del año. Un canto desesperado a lo que se fue y no volverá.

Share This