UA101349465-1

belako_g

Hamen, de Belako, cada vez más cerca.

Por  Sandro Maciá

¿En el ojo del huracán? No. Ellos van más allá. Ellos se sitúan en la privilegiada posición de los que han sido enfocados por otro ojo, por uno que, paradójicamente, se escucha más que se ve, el Ojo Crítico.

Y es que, por raro que parezca, así está siendo el presente de Belako, una formación vizcaína a la que empezamos a seguir la pista allá por 2013 –año de lanzamiento de  su gran primer disco, Eurie- y a la que, desde entonces, ha sido imposible olvidar. Una banda, ésta, que fiel a su post punk y a su ecléctico estilo fluctuante entre el rock y el electro, ha conseguido aunar las opiniones prensa y público, hasta el punto de haber sido reconocida por el primero de ambos grupos como merecedores del Premio Ojo Crítico, que entrega desde hace 26 años el homónimo espacio cultural de Radio Nacional, con la finalidad de premiar a jóvenes talentos, fomentando su  difusión y promoción al comienzo de sus carreras.

Ahora, si bien reconocidos quedan a nivel de prensa, el cuarteto formado por Josu Ximun (Guitarra y voz), Lore Nekane (Bajo y voz), Lander Zalakain (Batería y voz) y Cris Lizarraga (Teclado y voz) no quedarán peor parados en lo que a la crítica del público se refiere, pues, a juzgar por los singles presentados estos días como adelanto del que será su segundo álbum, nuevas oleadas de reverbs, claras voces, marcadas percusiones y potentes atmósferas nos esperan para comenzar el 2016 brutalmente cuando llegue a nuestras manos Hamen.

De hecho, Nomad y Track Sei –nombres de ambos singles- mantienen una base electrónica, pero no aséptica, mostrando que es mucha  la vida que se respira en estas dos composiciones que, aun distintas, comparten ese espíritu que les ha valido el premio recibido como “banda joven que empezó en la autoedición y que cuatro años después demuestra la vitalidad del rock que se hace en España”, en lo práctico, y como grupo que destaca “por su mezcla de estéticas musicales diferentes y su capacidad para transmitirlo en un rotundo directo”, en lo artístico.

¿Buscamos comienzos suaves para disfrutar, después de explosiones sonoras entre guitarras y coros? Lo tenemos. ¿Queremos lánguidas estrofas que hagan del canto una sensual declaración que se entremezcle con salvajes partes bailables? Oído cocina, también lo tenemos. ¿Preferimos combinaciones de voz y sintetizador previas a largos y potentes riffs? Tampoco faltan.

De todo, señores, de todo lo que estos jóvenes vascos podrían prometer, tenemos en lo nuevo de Belako, un trabajo que pronto nos hará ver que hay más vida después de un debut tan completo como el que ya conocemos y que, con suerte, disfrutaremos en directo si tenemos oportunidad de ir a Madrid (Teatro Barceló-4/12),  Vigo (La Fabrica de Chocolate, 11/12), Zamora  (La Cueva del Jazz, 12/12), Barcelona (Music Hall, 17/12), Alicante Stereo Club (18/12), Murcia (12 y medio, 19/12), Miranda (La Fabrica de Tornillos, 26/12), Cordoba (Sala Hangar, 21/1), Sevilla  (Sala X, 22/1), Granada (Sala Planta Baja, 23/1), Tarragona (Palmfest, 29/1), Vic (Sala Pasternak, 30/1) o Lleida (Café Teatre, 31/1), entre otros lugares.

Share This