UA101349465-1

loscos_g

La nueva canción protesta, con Loscos

Por Sandro Maciá

Y nos dirán, una y mil veces, que “quien mucho abarca, poco aprieta”… ¡Pues no! De eso nada. Los hay que, ciertamente, tienden a apretar poco porque intentan alcanzar lo inalcanzable, vale; pero no por ello debemos generalizar al resto de la humanidad y tirar por los suelos el ímpetu de aquellos que, siendo emprendedores ante todo, pueden y quieren abarcar sin mayor límite que el que su capacidad.

Es más, si así lo hiciéramos y si por este criterio tan reduccionista nos dejáramos llevar, nos estaríamos cargando de golpe y porrazo, la prolífica historia y carrera de alguien que no ha tenido miedo a ensanchar sus brazos en el arduo ejercicio de abrazar todo cuanto ha querido conseguir: Alex Loscos.

Ingeniero, músico y emprendedor nato, así es este joven que, no satisfecho licenciarse en Telecomunicaciones (especialidad de Procesamiento de la Señal por la UPC), formar parte del equipo de investigación del Grupo de Tecnologías en Musical de la UPF, ser inventor de más de 15 patentes con YAMAHA -alguna de ellas vinculada al sintetizador de voz cantada Vocaloid- y co-fundador de  BMAT (empresa de tecnología especializada en la monitorización de música), amplía horizontes cultivando una carrera musical paralela a sus grandes conquistas en el terreno académico y profesional, una carrera que desarrolla tomando su apellido como nombre artístico y de la que nace, ahora, Manual de Supervivència (2015), su nuevo disco.

Concebido con la intención de “recoger algunos sentimientos compartidos por aquellos que no entendemos lo que leemos en los periódicos cada mañana”, este recién estrenado proyecto del que fuera componente de formaciones como The Libs, Parkinson DC, Gallygows o Auxiliar, rebosa originalidad en cada una de las cinco canciones (todas ellas en lengua catalana) que estructuran un tracklist, en cada uno de los cortes que dan forma y contenido a un trabajo que, aunque conciso, se expande a medida que va sonando.

Y es que, Manual de Supervivència no necesita un extenso repertorio para conquistarnos, sino que la calidad de éste reside en la propia iniciativa de Loscos de reinventar algo tan clásico como la estructura de guitarra y voz, en la idea de redefinir la tradicional canción protesta hasta actualizarla y lograr que, sin perder la identidad y ritmo que estas composiciones directas y sencillas siempre han tenido, esta se pueda disfrutar en clave de pop moderno.

Gracias a esto, fruto de la citada reinterpretación musical del género y del envidiable dominio técnico y estético del autor a la hora de ir envolviendo cada estrofa con percusiones, bajos y sintetizadores generados con un ordenador a partir de no más que grabaciones caseras de su voz y guitarra, suenan como suenan: ‘Cacau al rei’ -¡ojo con los efectos de estas semillas!-, ‘Ouo sí!’ –dulce comienzo que se va animando con percusión-, ‘Correspondència’ –ansiosa pieza que va creciendo hasta acabar de manera tan solemne como inesperada-, ‘Sense jutges d’un jutjat’ –reflexión sobre un poder extralimitado a ritmo de, probablemente, las bases más electrónicas del disco- y ‘Oda y adèu’ -misiva escrita en vals que, aun siendo la pieza que menos artificios sonoros acapara, goza de una sinceridad explícita y unos versos contundentes, ya desde su inicio (Presidents i regidors / ministres i estafadors / Escolteu la meva veu /mentres us llepeu el peu)-.

Manual de Supervivència es la reivindicación bien traída a nuestro tiempo, el “reestiling” de la tradición mediante el buen uso de la técnica. Y no sólo a nivel sonoro, ya que cada canción del disco cuenta con un videoclip propio.

 

Share This