UA101349465-1

enlapieldelasesino_gConfesiones imaginarias de criminales muy reales

Por Eduardo Boix

Recuerdo la escena en que el personaje Bufallo Bill baila delante del espejo en El silencio de los corderos, recuerdo escenas de Taxi Driver, escenas de Seven,  escenas de Henry retrato de un asesino, y de tantas otras películas donde el asesino tenía atrapaba. A lo largo de la historia las mentes de los asesinos, han llamado la atención de la sociedad, debido al temor que se les tenía. Toda sociedad occidental ha tenido sus o sus asesinos, aquellos seres más allá de las pesadillas de los niños.

En la piel del asesino de Elena Merino, es un recorrido por la mente de treinta y cuatro hombres y mujeres que cometieron al menos un asesinato. Merino, con maestría, consigue crearnos el perfil sicológico del personaje, pero lo más aterrador de esta obra es que cada biografía viene acompañada por la confesión imaginaria de sus protagonistas, algunas de ellas, recogidas de las propias palabras del criminal. Los personajes que retrata Elena Merino forman parte del imaginario popular, algunos temidos durante siglos por los habitantes de sus países. Erszébet Báthory, “la condesa sangrienta”, que pasó a la historia, no por ser una de las nobles más poderosas de la Hungría del siglo XVII, sino por haber asesinado a más de seiscientas vírgenes para bañarse en su sangre; y otros de los que ya casi nadie recuerda, como Álvaro Bustos, que clavó a su padre una estaca en el corazón porque creía que era el diablo. Pero la riqueza de la obra no solo reside en la parte narrada. Salvador Larroca ha complementado las palabras de Elena Merino con treinta y una magníficas ilustraciones de los casos, además de retratar fielmente los rostros de estos monstruos de carne y hueso. Las ilustraciones no solo complementan, son de un realismo que asusta.

En la piel del asesino es el gran trabajo de, tal vez, una de las mayores expertas del mundo del asesino en España. Como fan de su programa de radio, Elena en el país de los horrores que retransmite radio San Vicente, tal vez no pueda tener una visión objetiva del libro o de Elena, pero si que puedo añadir cuando una obra se hace desde las entrañas, desde la pasión y esta tiene entrañas y pasión a partes iguales. Una recomendable adquisición.

Share This