UA101349465-1

florescortadas_g

Mujeres supervivientes, guerreras, eternas.

Por Ana Olivares

Karin Slaughter es una escritora estadounidense que lleva muchos títulos a sus espaldas y está considerada como una de las mejores escritoras de suspense en la actualidad. La intriga y el misterio están asegurados en sus novelas. Y esta semana gracias a la Editorial Harper Collins tengo el placer de presentaros Flores Cortadas (Pretty Girls); un thriller psicológico con tintes de novela negra que cuenta con todas las claves para mantenernos atentos a cada uno de sus capítulos.

Dividida en dos partes, la obra incluye al final la precuela “Arrancada” donde se narra la “visión” de Julia Carroll. El tema gira en torno a las hermanas Lydia y Claire, quienes perdieron el contacto tras la desaparición de Julia cuando esta tenía 19 años. Este hecho destrozó a la familia Carroll, que lleva más de una década sin verse. Sin embargo, el inesperado asesinato de Paul, marido de Claire, las empuja a retomar el contacto mientras comienzan a aflorar turbios secretos del pasado.

Las personalidades de Lydia y Claire, tan dispares entre sí, se complementaran llegado el momento dando ejemplo de su coraje y valentía pero ¿Qué relación guardan estos dos terribles sucesos dispersos en el tiempo? ¿Estarán dispuestas a afrontar la verdad por desgarradora que esta sea?

Gracias a un argumento elaborado repleto de intriga y acción, Karin Slaughter consigue sumergirnos en el drama abusando de la morbosidad y violencia en algunos capítulos. Sus macabros escenarios recrean con minucia las distintas personalidades de los sospechosos y sus aberrantes actos, regalándonos con ello una idea de la inmundicia que ocultan algunos seres humanos. Aparte de la tensión y la curiosidad que genera en el lector la evolución de la historia, la obra contiene de modo implícito una denuncia al actual sistema policial y judicial americano en lo referente a la violencia de género y a los innumerables casos de violaciones que  a día de hoy continúan impunes. También denuncia la manipulación de los medios de información para ocultar las cifras reales de este tipo de crímenes con la excusa de tranquilizar a la opinión pública.

Finalmente me despido con su moraleja: si la justicia no es lo suficientemente poderosa como para sanar las heridas del alma; entonces cobrará sentido la venganza…Esta novela es recomendable y estoy segura de que los amantes del suspense disfrutarán con sus 560 páginas.

Share This