UA101349465-1

hermana_g

Incluso después de la muerte 

Por Ana Olivares

Hoy os presento “Hermana”, el debut de Rosamund Lupton, una novela traducida al español por la editorial Principal de los libros. Se trata de un “thriller” –así lo etiquetaré- que se ha convertido en best seller en Reino Unido, de donde procede dicha autora.

Advierto que no soy muy amiga de los “superventas”, pues a veces es más la publicidad que reciben que la calidad literaria que merecen cuando los lees. Sin embargo admito que esta historia me ha convencido ya que efectivamente encontramos dosis de intriga, suspense, drama y acción. Todo ello bajo la apariencia de un tributo a los lazos familiares que unen a dos hermanas desde su más tierna infancia hasta la etapa adulta.

Beatrice, vive en Nueva York, pero recibe una llamada que alerta de la desaparición de su hermana pequeña. Entonces viaja a Londres para hablar con su madre, participa con la policía en la reconstrucción de los hechos, hasta que inesperadamente hallan el cuerpo de Tess (su hermana) en los baños públicos de un parque. Así comienza la acción: todo indica que Tess se ha suicidado porque sus circunstancias personales son turbulentas (ha dado a luz a un niño que nació muerto y sufre depresión postparto); pero Beatrice está convencida de que su hermana no sería capaz de atentar contra su vida y menos habiendo perdido a su único hermano durante la adolescencia, debido a una enfermedad como la fibrosis quística.

Este es el punto de conexión de ambas hermanas, Beatrice narrará todo lo que suceda desde su punto de vista más pragmático, y no dejará que la investigación se cierre puesto que pretende demostrar que su hermana no se suicidó en contra del informe policial. Será entonces cuando se embarcará en una investigación personal, en la que buscará pistas y la llevará a entrevistarse con la mayoría de personajes que confluyen en el entorno de Tess (su profesor casado pero amante; el artista obsesionado con ella; el médico de la clínica que la atendió…etc.). El punto dramático o emotivo es muy directo, ya que Beatrice aparte de narrar los hechos que se suceden, hablará de su hermana como si interactuase con ella, como si supiera que ella la está viendo y escuchando en todo momento: “Tú me habías buscado, habías pedido ayuda, estábamos unidas, te conocía de verdad y por lo tanto podía estar completamente segura y convencida de que no te habías suicidado”… quizá esta sea la clave del éxito de “Hermana” pues juega con los sentimientos de su protagonista en primera persona. Aunque para mí es un recurso un poco ñoño, pues cada uno de nosotros siente la muerte de un familiar de distinto modo, por lo que quizá está forma de enfocar la novela no llegue a todos los corazones. Por otro lado encuentro original la forma de desarrollar la trama, como si de una investigación paralela se tratase, Beatrice nos mete en su mundo y nos transmite las distintas personalidades de ambas hermanas; también describe a los distintos personajes desde su apreciación hasta esclarecer las causas de la desaparición de Tess. A modo de detective amateur, buscará conexiones entre su hermana y los sospechosos sin importarle las consecuencias…Un recorrido interior en el que la culpabilidad, las dudas y los recuerdos del pasado harán mella en el carácter de ésta, pero que a su vez le posibilitarán proseguir con su investigación hasta el final. Un final que encierra un giro inesperado en la historia sin restar intriga al lector.

En definitiva, se trata de una novela entretenida, con altas dosis de emotividad y “suspense ligh” muy apta para todos los públicos.

Share This