UA101349465-1

labroma_g

Dos asesinatos, una desaparición y una poderosa red de pedófilos.

Por Ana Olivares

El 9 de marzo de 1999 se sucede un crimen atroz: Doris Flo Halvorsrud es decapitada en su casa ante la mirada horrorizada de su marido Siguid Halvorsrud, fiscal del tribunal Supremo de Oslo. Éste entra en stock y mantiene su inocencia afirmando que Ståle Salvensen, fundador de la empresa Aurora Data, ha asesinado a su mujer con una catana.

Dentro de este escabroso escenario aparece la comisaría Hanne Wilhelmsen, que junto con sus colegas ( el inspector Billy T, la inspectora Karianne Holbeck junto con Håkon Sand y su mujer  Karen Borg (abogada de Halvorsrud) recopilaran distintas pruebas que incriminan al fiscal. Sin embargo Hanne cree que Halvorsrud es inocente y no se detendrá hasta hallar la verdad sobre el caso.

Entre tanto aparecen nuevos sospechosos relacionados con la pedofilia: el periodista Evald Bromo o su contrapunto, Eivind Torsvik, una  víctima que fundó la TAP (The Angels of Protection) organización que se dedica a localizar y denunciar a pederastas…pero ¿Qué relación guardan estos personajes entre sí? ¿Dónde está Ståle Salvensen? ¿Por qué todas las pruebas incriminan a Halvorsrud? ¿Puede una red de pedófilos guardar relación con el brutal asesinato de un ama de casa?

Un auténtico rompecabezas donde encontraremos entremezcladas las vidas de los distintos personajes, junto con hechos y pruebas que harán peligrar la reputación de relevantes personajes de Oslo.

Anne Holt es una de las escritoras de novela negra con más éxito en Escandinavia. Ha trabajado como periodista y como presentadora de informativos; además de trabajar para el Departamento de Policía de Oslo antes de fundar su bufete de abogados y convertirse en ministra de la Justicia en Noruega. Dada su brillante carrera profesional no es de extrañar que haya recibido numerosos premios literarios. La broma es la quinta entrega de la serie protagonizada por “Hanne Wilhelmsen”, la inspectora de policía quien a principios de los noventa gozaba de popularidad entre del cuerpo de policía de Oslo por sus notables habilidades deductivas y su intuición.

 

El argumento es bueno, pero enrevesado. Existen muchas pruebas e indicios que finalmente no nos conducen a nada; y aunque traten de dar veracidad a las complicadas investigaciones policiales que hoy en día se llevan a cabo; restan ritmo a la trama y nos confunden. Tampoco acabo de entender a su protagonista, Hanne Wilhelmsen, una gran policía que solo vive para el trabajo, tiene problemas de comunicación y mantiene una dramática relación lésbica. Resulta obvio que los aspectos de la vida privada de la protagonista responden más a un culebrón argumental que a las típicas características de los personajes que solemos encontrar en las novelas negras o policíacas. Y si por un lado se agradece; y por el otro te preguntas en qué estaría pensando su autora. Sin embargo he de reconocer que esto me suele pasar con las “sagas”, ya que al ignorar la evolución de Hanne desde sus inicios me resulta complicado entenderla.

Por lo demás, el libro goza de intriga, suspense, acción y entretenimiento suficiente como para recomendarlo.

Share This