UA101349465-1

libros_g

Libros para resumir un 365 dias

Por Eduardo Boix

2015 ha sido un año extraño en la forma y en el fondo. Un año de cambios y de incertidumbre, al que despedimos con un sabor algo amargo. Pero no todo han sido malas noticias, literariamente ha sido un año interesante. Aquí va mi lista de lo que más me ha gustado, mis ocho libros del año:

  1. Diarios 1956-1985 Jaime Gil de Biedma. Editorial Lumen. Los diarios inéditos de Jaime Gil de Biedma.Poco antes de morir, Jaime Gil de Biedma dejó lista la versión íntegra de su diario de juventud, que se publicó en 1991 con el título de Retrato del artista en 1956, al que en esta edición, prologada y anotada por Andreu Jaume, se le añaden otros tres que escribió años más tarde y que habrían permanecido inéditos hasta ahora. El primero cubre un periodo comprendido entre 1959 y 1965, una época decisiva en su vida y en la que alcanzó la madurez poética. El segundo es un diario de 1978, momento en que el poeta, después de abandonar casi la poesía a finales de los años sesenta, intentó volver a escribir. Y el último es un breve dietario que Gil de Biedma llevó en una clínica de París, en octubre de 1985, cuando fue ingresado para recibir tratamiento contra la enfermedad que acabaría con su vida, en enero de 1990.En conjunto, este libro conforma una espléndida autobiografía intelectual y moral, desde el despertar de su vocación literaria en 1956, su primer viaje a Filipinas, la consolidación de su perfil sentimental y poético, hasta la lenta y laboriosa composición de sus mejores poemas y de sus ensayos, el agotamiento de la vena lírica y el avistamiento de la muerte.
  2. Subsuelo. Marcelo Luján. Salto de página. Un cuerpo vivo que se cambia por un cadáver. Una piscina. Un flash. El pantano. Y los mellizos, que comparten un secreto del que no parece fácil escapar. Como un murmullo bajo la tierra centenaria, la indiferencia adolescente se puede ver truncada por la calma del agua; apenas un instante dentro de aquella noche qu e suda veneno. Familia, recuerdos, pasado. Hormigas. Las raíces escondidas que siempre están presentes y tan activas: apretando el músculo de la sentencia. Como el pulso a dos manos que obliga a soluciones suicidas. Como el cordón umbilical que une y separa, que ata y aprieta. Hasta la muerte. Hasta la culpa. Dos veranos son suficientes para que la parcela del valle se convierta en el escenario de una perfecta tortura emocional.
  3. Siete casas vacías. Samanta Schweblin. Páginas de Espuma. Las casas son siete, y están vacías. La narradora, según Rodrigo Fresán, es «una científica cuerda contemplando locos, o gente que está pensando seriamente en volverse loca». Y la cordura, como siempre, es superficial.Samanta Schweblin nos arrastra hacia Siete casas vacías y, en torno a ellas, empuja a sus personajes a explo rar terrores cotidianos, a diseccionar los miedos propios y ajenos, y a poner sobre la mesa los prejuicios de quienes, entre el extrañamientoy una «normalidad» enrarecida, contemplan a los demás y se contemplan. La prosa afilada y precisa de Schweblin, su capacidad para crear atmósferas intensas y claustrofóbicas, y la inquietante gama de sensaciones que recorren sus siete cuentos han hecho a este libro merecedor del IV Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero.El jurado, del que formaron parte los escritores Pilar Adón, Jon Bilbao, Guadalupe Nettel, Andrés Neuman y que estuvo presidido por Rodrigo Fresán, valoró en Siete casas vacías la precisión de su estilo, la indagación en la rareza y el perverso costumbrismo que habita sus envolventes y deslumbrantes relatos.
  4. Últimas noticias de la escritura. Sergio Chejfec. Jekyll & Jill. En Últimas noticias de la escritura, una vieja libreta de apuntes, más protagonista cuanto menos la usa, le sirve a Sergio Chejfec para proponer una reflexión personal e impredecible sobre la escritura. Con un recorrido ensayístico y narrativo, guía al lector por modalidades conceptuales y trances de la experiencia: desde la efímera minucia de todo manuscrito hasta la sobrevida insomne de la escritura digital, pasando por los rituales requeridos por las máquinas de escribir y las estrategias solipsistas de la plástica. Escribir es una acción que se describe con resultados cada vez más diferentes. Pero todos remiten con mayor o menor nostalgia al hecho de marcar una superficie. Una vez que lo tangible de la escritura ha desaparecido debe ser recuperado por otros medios. Este libro indaga las resurrecciones compensatorias que pueden postularse cuando la letra digital parece definitivamente afectada por la ausencia física del original. Últimas noticias de la escritura nace de un credo íntimo y extendido: cualquiera sea su forma de manifestarse es una actividad con rasgos de naturaleza. Estas últimas noticias remiten a un origen, permitiendo así un encubierto relato del comienzo del escritor.
  5. Los desposeídos. Szilárd Borbély. Random House. Los Desposeídos es un profundo ejercicio de comprensión del escenario de la infancia del autor: la Hungría de mediados del siglo XX, un país traumatizado por la Segunda Guerra Mundial, el regreso de los supervivientes de los gulags y la expropiación de las tierras por los comunistas.A finales de los años sesenta, una fam ilia lucha por sobrevivir a la miseria en un pequeño pueblo fronterizo de Hungría. El hijo de once años se evade del frío y el hambre imaginando un universo propio en el que gobiernan los números primos mientras observa con todo detalle el mundo que le rodea. Se trata de un mundo embrutecido que comparte con un hermano pequeño al que debe cuidar, una hermana mayor cuya ropa aprovecha, una madre que amenaza con suicidarse y un padre que se gasta en alcohol el poco dinero que gana. Gracias a su relato reconstruimos la historia de un pueblo, un país y un tiempo olvidados.Una novela de incalculable valor que se ha convertido en un fenómeno literario en toda Europa.La crítica ha dicho…«La gran promesa truncada de las letras húngaras.»Imre Kertész«Szilárd Bobérly […] ha alcanzado la cima de la literatura húngara contemporánea con su novelaLos desposeídos.»
  6. Tierra negra. Timothy Snyder. Galaxia Gutenberg. En esta historia épica de exterminio y supervivencia, Timothy Snyder presenta una nueva explicación de la gran atrocidad del siglo xx, y revela los riesgos a los que nos enfrentamos en el siglo xxi. En Tierras de sangre (Galaxia Gutenberg, 2011) Timothy Snyder exploraba lo que ocurrió en Europa del Este entre 1933 y 1945 cu ando las políticas nazi y soviética provocaron la muerte de unos catorce millones de personas. Basado en nuevas fuentes de Europa del Este y testimonios olvidados de supervivientes judíos, Tierra negra presenta un análisis profundo de las ideas y medidas que permitieron lo peor de esas políticas: el exterminio nazi de los judíos. Este enfoque pionero de un crimen sin precedentes hace inteligible el Holocausto y, por tanto, aún mucho más aterrador. El Holocausto comenzó en la mente de Hitler, con la idea de que la eliminación de los judíos restauraría el equilibrio del planeta y permitiría a los alemanes lograr los recursos que necesitaban desesperadamente. Esa cosmovisión sólo podría realizarse si Alemania destruía a otros Estados, por lo que el propósito de Hitler era una guerra colonial en la propia Europa. En las zonas sin Estado casi todos los judíos murieron. Algunas personas, los pocos justos, los ayudaron sin apoyo alguno de instituciones.
  7. Playa Omaha. Gonzalo Calcedo. Salto de página. Más de cuarenta años después del desembarco aliado las playas normandas son un paisaje redundante, su propio espejismo. También son un destartalado parque de atracciones para Daniel, un crío de once años atrapado entre los ritos de paso de su edad y la indiferencia de los adultos. Alrededor, como un cónclave de fantasmas in vocados por sus propias cuentas pendientes, otros personajes arrastran sus deudas. Con ecos de La noche del cazador, Moonfleet o La isla del tesoro, Playa Omaha recorre los escenarios de Normandía y sus personajes viven atrapados en el chisporroteo de las radios que narraban la la contienda. En su densa cotidianeidad se suceden la desaparición de una joven, una amistad más allá de la vida entre botellas de Calvados y bolas de golf trocadas en hongos…
  8. El árbol. John Fowles. Impedimenta. ublicada por primera vez en 1979, «El árbol», una de las pocas obras en las que el novelista John Fowles exploró el género ensayístico, supone una reflexión enormemente provocativa sobre la conexión entre la creatividad humana y la naturaleza, además de un poderoso argumento contra la censura de lo salvaje. Para ello Fowle s recurre a su propia infancia en Inglaterra, en la que se rebela contra las estrictas ideas de su padre, que vive obsesionado con la «producción cuantificable» de los árboles frutales, y en su lugar decide abrazar la belleza de la naturaleza no modificada por el hombre. «El árbol» es una obra excepcional que nos lleva por los vericuetos de la creación, del descubrimiento de las fuentes de la inspiración, de las claves de la escritura, y todo ello a través de un recorrido por los espacios naturales más salvajes que acompañaron al autor durante su vida. Una obra inspiradora que refuerza nuestra conexión con el mundo natural y nos recuerda el placer que produce perderse en él, el valor de no tener ningún plan y la sabiduría necesaria para dejar que nuestro instinto nos guíe con libertad tanto en la vida como en el arte.

Ocho son ocho los libros que he metido en esta lista. Claro que hay muchos más pero creo que estos representan a un año tan convulso como 2015. Un año de cambios y esperanzas, un año extraño y confuso. Son muchos más los que me han gustado, pero estos son los más representativos. A disfrutar.

Share This