UA101349465-1

paranoia_g

Cuidado, porque las pesadillas se hacen realidad

Por Ana Olivares

Hoy os traigo una novedad de la edit. Destino: Paranoia (2015), de Franck Thilliez, autor francés consagrado como uno de los mejores escritores de novela negra, que entremezcla la ficción con tintes policiacos y de terror, en las que siempre encontraremos personajes perturbados en ambientes hostiles y oscuros, todo narrado con un suspense que consigue poner los pelos de punta al lector. Uno de sus grandes éxitos –por citar uno- Le chambre des morts (La casa de los muertos 2005) que fue llevada al cine en 2007 por el director Alfred Lot. También recibió dos premios: Premio Polar Quai en 2006 y el Premio Polar francés en 2007. Hace años que aparcó su carrera como ingeniero para dedicarse por entero a su pasión: desarrollar su imaginación creando historias que merezcan la pena contar. Por lo que actualmente también ha hecho sus pinitos como guionista, que le ha aportado tanto éxito como sus novelas pues con su primer guion “Obsesiones” (2010) recibió un galardón por su trabajo: el Premio de Mireille Lanteri en 2011.

 

No es de extrañar que ahora que os he contado parte de la biografía de Thilliez os animéis a leeros alguna de sus novelas, os garantizo que a partir de entonces puede convertirse en uno de vuestros autores favoritos si lo que os gusta es pasar miedo.

Paranoia es una novela muy visual, que cuida los escenarios de forma natural, por lo que nos introduce de lleno en la mente de su protagonista: Ilan, un joven que se sumerge en su rutina trabajando en una gasolinera, mientras trata de superar la trágica muerte de sus padres y se aleja de su adicción a los “juegos de rol o de realidad alternativa”. Pasa por un mal momento personal, sin embargo, al recibir la inesperada visita de su ex novia Chloé, no es capaz de negarse a unirse a ella para sumarse a la búsqueda de un nuevo juego que otros “jugadores” consideran tan sólo una leyenda, pero ellos intuyen que existe y saben que su ganador conseguirá una cantidad de dinero desorbitada. Este es el aliciente que necesita Chloé para convencer a Ilan, sin embargo él también albergará esperanzas de recuperar su relación, pese a que ahora compartirán espacio con otras seis personas más que se suman a la aventura. Deben encontrar pistas que les lleven a resolver los puzles y misterios que los organizadores les dejarán, pero a medida que van encontrando más “cisnes negros” la tensión dominará sus mentes y les resultará difícil distinguir la realidad de la ficción.

Aunque la novela se inicia con un suceso aterrador: el 22 de diciembre el suboficial Pierre Boniface, encuentra en los Alpes en un refugio de montaña los cadáveres de ocho montañeros brutalmente asesinados. Sólo han encontrado un superviviente, y obviamente sospechan que es el asesino, aunque el sujeto asegura que no recuerda nada de lo sucedido. A la postre, este suceso que aparentemente nada tiene que ver con el juego que ha iniciado su protagonista, se mantendrá presente durante la trama de forma paralela, haciendo que nuestra curiosidad o las mimas ganas de encontrar relación con los hechos que se suceden, nos pongan a prueba como lectores.

Hasta aquí me permito hablar de la trama, porque no deseo estropear su trepidante narración cargada de tensión y suspense que nos sumergirá en un macabro escenario, como si estuviésemos viendo una película del estilo de “Juegos de Muerte”, pero mucho más profunda.

Pues tendremos que reconstruir un puzzle a gran velocidad mientras se suceden hechos extraños que nos conducirán casi al borde de la locura o para ser más exactos a la Paranoia en su estado más puro. En definitiva, un thriller cien por cien recomendable.

 

 

Share This