UA101349465-1

cronicasdelencierro_g

Gracia Quintana, la voz del cuento

Por Eduardo Boix

Lo bueno, si breve, dos veces bueno, esta afirmación es una verdad irrefutable para mi punto de vista. En la lengua cervantina, el relato, ha tenido una fuerza que otros géneros no han poseído. Claros ejemplos son autores como Borges, Cortázar, Tizón, Márquez, que han sabido darle personalidad al género llevándolo a altas esferas. Hay cuentos que marcan, que dejan un sabor de boca que perdura con el tiempo. Existen varias editoriales que han sabido aprovechar esta joya. Páginas de Espuma, Menoscuarto, Salto de págna, son claros ejemplos del amor por lo breve.

Crónicas del encierro de Izaskun Gracia Quintana es un libro que está habitado por personajes aparentemente normales hermanados por algún tipo de reclusión (física o mental), enfrentados a una situación extrema (aunque a simple vista pueda no parecerlo) y empujados a tomar medidas (siempre drásticas) para poder salir de ella y seguir adelante con sus vidas. La soledad, tanto deseada como impuesta, la decepción, la impotencia o el desarraigo son temas muy presentes en esta obra en la que cada texto nos invita a bucear en nuestra intimidad y en nuestros miedos más profundos. Desde una escritura fresca, ágil y natural, consigue atrapar desde el primer instante a ese lector que busca la justa dosis de asfixia de la que no quiere ser soltado.

Izaskun ha sabido aunar la tradición oral vasca con la vanguardia más reciente. Es un libro lleno de matices y cargado de maestría. En ocasiones me ha recordado a Pamíes, a Monzó o incluso a Perec. Izaskun juega con el lenguaje, con la narración como otros lo hicieron pero marcando su impronta, su propio sello. Crónicas del encierro es un libro casi redondo, una joya de la literatura que crece solo, que ha ido cogiendo su sitio y que ha sabido crecer. Auguro muchos éxitos a esta autora vasca, residente en Alemania. Creo que es una voz que tiene mucho que decir.

Share This